Inicio La Pampa Ya es más caro el gasoil en La Pampa que en Buenos...

Ya es más caro el gasoil en La Pampa que en Buenos Aires

EL DECRETO DE MACRI QUE ELIMINO EL SUBSIDIO PATAGONICO

Tras el aumento de los combustibles que comenzó a regir el lunes, en toda la Región Patagónica el Diesel 500 y el Infinia de YPF, insumos clave para el sector productivo, llegaron a 42,10 y 50,67 pesos, respectivamente.

Desde el lunes de la semana pasada, cuando los precios de los combustibles volvieron a subir, en nuestra provincia y en el resto de la región patagónica se paga el gasoil más caro que en Buenos Aires, una situación que afecta principalmente a la producción agropecuaria.

El portal de noticias ADN Río Negro fue uno de los que se hizo eco de la novedad y puso como ejemplo el caso de Viedma, donde el gasoil 500 cuesta 42,39 pesos y el Infinia 51,09, ambos más caros que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), donde el gasoil 500 vale 41,94 y el Infinia, 47,92.

El precio del litro de cada uno de esos productos de YPF es más caro en la capital rionegrina incluso que en Santa Rosa, donde las pizarras indican que el diésel 500 subió de 41,38 a 42,10 y el diesel Premium pasó de 49,80 a 50,67 pesos.

La situación se invierte en el caso de las naftas, puesto que en la CABA sigue siendo más caro llenar el tanque naftero que en Viedma o Santa Rosa. En la Capital Federal el litro de Súper está en 43,71 pesos y la premium (Infinia), en 47,92. En la ciudad rionegrina, los valores quedaron en 38,61 y 44,95, y en la capital pampeana, 39,35 y 44,93 pesos, respectivamente.

Zona Patagónica.
El sitio rionegrino de noticias recordó que en noviembre de 2015, a poco de concluir el gobierno de Cristina Fernández, se instauró la «zona patagónica» para los combustibles líquidos al sancionarse la ley 27209, con sensibles descuentos en las naftas y gasoil para beneficiar, entre otros sectores al turismo, la industria y la agricultura.

Sin embargo, dos años después, se dictó la Ley de Reforma Tributaria, que derogó el artículo 7 de la norma anterior que exceptuaba del pago del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) a los consumidores de las provincias de Neuquén, La Pampa, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, la Antártida e Islas del Atlántico Sur, el departamento de Malargüe en Mendoza y el partido de Carmen de Patagones en Buenos Aires.

A su vez, el artículo 135 expresaba que esa excepción ya no se mantenía para el caso del gasoil, el diesel oil y el kerosene.

La quinta suba.
El lunes 1 de julio, YPF aumentó un 2,5% las naftas y un 1,75% el gasoil, en todo el país, un alza -la quinta del año- que resultó morigerada por la decisión del Gobierno Nacional de aplicar una parte de lo que correspondería del impuesto a los combustibles líquidos. Ahora se espera que el mes que viene los precios vuelvan a subir.

De acuerdo a lo que se informó oficialmente, el ajuste de los precios se correspondió con el incremento durante junio del precio internacional del crudo Brent, el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y de los Biocombustibles con los que se cortan las naftas (etanol) y el diésel (biodiésel).

De esta manera quedaron descartadas las especulaciones que se venían realizando en los últimos días en el sector en torno a la posible baja de los precios en las estaciones de servicio, y ratificó la postura de las petroleras de no absorber el costo impositivo y traspasarlo íntegramente a precios.