miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa Ya hay dos grupos asentados en el manantial "Ojo de Agua"

Ya hay dos grupos asentados en el manantial «Ojo de Agua»

RECLAMO POR TIERRAS DE COMUNIDADES RANQUELES EN PUELEN

(Puelén) – Una comunidad de pueblos preexistentes, la Lof Ranculche Colipí Morales, la semana pasada tomó pacíficamente el manantial Ojo de Agua de Puelén, reclamando la devolución de tierras. Ayer, se supo que se sumó otra agrupación, la Ranculche Quimún, cuyos integrantes son familiares de la anterior. «Estaremos acá hasta que nos den la posesión territorial», dijo a LA ARENA Neri Espinosa Colipí, su lonko.
El martes pasado la primera de las comunidades se presentó en Puelén y se instaló pacíficamente en la zona del camping municipal donde está el mítico manantial. «Demostramos la preexistencia, reclamamos la restitución ya», le aseguró a este diario la lonka Marta Colipí Morales.
«En todo este tiempo hemos tratado de conseguir documentación que pruebe esto y de ponernos a derecho para poder reclamar por nuestros derechos. Ahora hemos logrado el reconocimiento de nuestra comunidad a través de la ley de relevamiento. Estos son territorios ranqueles y queremos ejercer nuestros derechos y que nos restituyan las tierras», dijo Colipí.
«Estos son territorios que pertenecen a nuestra familia y comunidad. No sabemos cómo hay gente, y hasta la Municipalidad de Puelén, que se han quedado con lo que nos pertenece por preexistencia, y hemos demostrado que nuestros ancestros vivieron ahí ocupando lo que nos han usurpado, por eso queremos que nos reconozcan regalías por la apropiación y uso del manantial natural, y nos devuelvan las tierras del cerro Colón ya», agregó.

Otra comunidad.
Durante el fin de semana representantes de otra comunidad, familiares de los anteriores, se sumaron al reclamo. «Vinimos en apoyo de nuestros parientes. Nuestra familia siempre vivió en la zona entre Puelén y el cerro Colón. Muchos nos tuvimos que ir a Catriel por cuestiones de trabajo, por circunstancias de la vida», señaló Neri Espinoza Colipí.
«A las dos familias nos pasaron las mismas cosas, pero hemos probado nuestra preexistencia. Acá estamos siete integrantes de nuestra comunidad y seis de la otra. No nos vamos a mover hasta que nos entreguen nuestras tierras», añadió.

Apoyo institucional.
Por su parte Marta Colipí aseguró que están apoyados por el Consejo de Lonkos y la representante nacional de la comunidad. «Ya hemos hablado con Pedro Coria y Ana María Domínguez, quienes van a venir a acompañarnos», adelantó la lonka.
«Acá desde hace años hubo una apropiación mediante negociados en los que intervinieron las autoridades provinciales y los Intendentes de entonces. Ahora volvimos, somos los dueños, queremos estar en nuestros territorios. Veremos qué hará el Gobierno provincial, qué solución nos brinda. No daremos marcha atrás», concluyó Marta Colipí Morales.