A hombre se le cayó parte del techo mientras dormía

INTERNADO CON PRONOSTICO RESERVADO EN EL HOSPITAL PIQUENSE

Un hombre se encontraba internado ayer a la tarde en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Gobernador Centeno de esta ciudad, con pronóstico reservado y con asistencia respiratoria mecánica, luego que se le cayera parte de la mampostería del cielorraso, en el momento en el que reposaba en horas de la siesta en su casa, según informaron las fuentes sanitarias.
El hombre ingresó al centro asistencial local el lunes en horas de la tarde, luego que se le cayera sobre su cuerpo y sobre su rostro, parte de la mampostería del cielorraso de la habitación en la que dormía la siesta, en su vivienda ubicada en la calle 109 al 1600, en el sector del barrio Don Bosco.
La mujer y la hija del hombre, alertadas por el fuerte ruido que provocó la caída del material sobre el piso, se dirigieron al dormitorio, y se encontraron con un cuadro muy inusual. El hombre, que fue identificado por la policía como Hugo Garialdi de 56 años, estaba tendido sobre la cama, con pedazos de material, sobre su cuerpo y sobre su cara, que le habían provocado visibles lesiones.

Accidente doméstico.
De manera inmediata las mujeres dieron aviso al personal del Servicio de Emergencias Medicas (SEM), que a los pocos minutos llegó a la vivienda, y a bordo de una ambulancia trasladó a Garialdi al centro asistencial local, donde en primer término fue atendido en el sector de la Guardia, donde se descompensó y tuvo un paro cardíaco, del que logró recuperarse. Luego, el hombre, a raíz de gravedad del cuadro y de las lesiones sufridas, fue derivado a la sala de cuidados intensivos, donde permanecía internado hasta ayer a la tarde. Una alta fuente del centro de salud que fue consultada por este medio, informó que el paciente se encontraba estable, con pronóstico reservado y con asistencia respiratoria mecánica, y que se debía esperar su evolución durante las próximas horas.
Si bien se trató de un accidente doméstico, en el lugar también trabajó personal policial de la Comisaría Primera, para dejar constancia de lo sucedido.
Las fuentes policiales consultadas sobre este hecho, indicaron que los moradores de la vivienda habían realizado distintas reparaciones en la estructura del inmueble, y que uno de los últimos trabajos se había hecho sobre el cielorraso. También indicaron que la familia de Garialdi, tomaría contacto con el constructor, para conocer las causas de la caída del material, que le provocó serias heridas al hombre, en el momento en el que reposaba a la hora de la siesta.