Absolvieron a dos jóvenes

GENERAL PICO: A JUICIO POR EL INTENTO DE HURTO DE UNA MOTO

La Justicia piquense absolvió ayer a la mañana a dos jóvenes que estaban acusados de haber intentado hurtar una motocicleta y de haberle provocado lesiones a un efectivo policial en el momento en el que se produjo la detención de los mismos.
El juez de audiencia Carlos Pellegrino resolvió absolver a Agustín Abel Crespo (22), de la imputación del delito de hurto calificado en grado de tentativa por aplicación del beneficio de la duda, y del cargo de atentado a la autoridad, por no haberse producido acusación fiscal en ese sentido. Además absolvió a Brian Caselli (19), de los cargos de hurto calificado en grado de tentativa y lesiones leves calificadas por aplicación del beneficio de la duda, y del delito de atentado a la autoridad.
Durante el juicio que se desarrolló la semana anterior, se debatió un hecho que ocurrió el 4 de diciembre de 2013, cerca de las 15.45, en circunstancias en las cuales, ambos imputados intentaron sustraer una moto Appia, que se encontraba estacionada sobre la vereda de un complejo de departamentos, ubicado sobre la calle 29 entre 22 y 24.
Un testigo del lugar, que es allegado a la damnificada, logró advertir la actitud sospechosa de los dos jóvenes y dio aviso a la policía, que instantes más tarde, logró demorarlos en el domicilio de Caselli. La acusación en esta causa la llevó adelante la fiscal Ivana Hernández. En tanto, Liliana Márquez defendió a Crespo, y el defensor oficial, Walter Vaccaro, asistió a Caselli.

Debate oral.
Durante el debate declararon los imputados, como así también los efectivos policiales que participaron de la detención, quienes dieron su versión de los hechos. También declaró la persona que advirtió la acción que intentaban perpetrar los jóvenes, y logró identificarlos en la rueda de reconocimiento.
La fiscalía también incorporó como prueba la declaración del médico de guardia del hospital piquense, quien constató que el efectivo Aimaro, presentaba un traumatismo en la zona del abdomen y la parte intestinal, que podría haber sido producido por un golpe recibido, como una patada. También declararon vecinos de los jóvenes imputados y la propia damnificada, que luego que ocurriera el hecho se dirigió a radicar la denuncia a la sede policial, a bordo de la motocicleta que habrían intentado sustraerle, imposibilitando así que se tomara algún tipo de huellas dactilares.
Durante los alegatos de clausura, la fiscalía solicitó la imposición de una pena de seis meses de prisión en suspenso para Crespo y de ocho meses para Caselli, al sumarle la imputación del delito de lesiones leves que le habría provocado a un policía. Además pidió que se los absolviera del cargo de Atentado contra la autoridad, puesto que los mismos efectivos indicaron que los forcejeos que se dieron, son propios de cualquier detención que se produce.
En el fallo, Pellegrino explicó que el médico que atendió al policía golpeado, no certificó la existencia de ningún hematoma, lo cual puso en crisis la imputación del delito de lesiones leves, contra Caselli. Además señaló que no se logró establecer la intencionalidad de los acusados para con la moto que estaba estacionada, puesto que no le provocaron ningún daño, y se retiraron en el rodado que es propiedad de uno de ellos.
El magistrado además sostuvo que las dudas planteadas en el proceso se vieron favorecidas por un déficit en el comienzo de la investigación, debido a que la propietaria del vehículo, lo retiró del lugar y así impidió la realización de pericias que permitieran establecer el accionar de los imputados, como la extracción de huellas dactilares. En base a todo esto, el juez resolvió absolver a los jóvenes, que resultaron favorecidos por el beneficio de la duda.