Academia de inglés sufrió dos robos en una semana

GENERAL PICO: ATAQUE A INSTITUTO DEL BARRIO ESTE

Una conocida academia de inglés de esta ciudad que funciona en el sector del Barrio Este, durante la madrugada de ayer sufrió un nuevo robo, el segundo en menos de una semana. En esta ocasión, los autores del ilícito violentaron una ventana y se llevaron elementos electrónicos y una escasa suma de dinero en efectivo. Hasta anoche no había detenidos.
El hecho que investiga la policía local se registró durante el fin de semana y fue descubierto por la titular de la academia, Margarita Soler, cuando llegó ayer a la mañana al Instituto de Cultura Inglesa que funciona en un inmueble ubicado en la esquina de las calles 21 y 16 de esta ciudad.
En esta ocasión, según informó la propia damnificada, los intrusos ingresaron a las instalaciones del Instituto en el que se enseña la lengua inglesa, tras romper el vidrio de un delgado ventanal que está junto a la puerta de principal de acceso. Una vez dentro del inmueble se llevaron elementos electrónicos como dos bafles y un amplificador, además de una suma aproximada de 300 pesos en efectivo, que se guardaba en una caja chica para usar como cambio. Para acceder al dinero los autores violentaron el cajón de un escritorio, el cual no estaba bajo llave.
Luego que la responsable del Instituto radicara la denuncia correspondiente, ayer a la mañana personal policial de la Comisaría Segunda, en conjunto con efectivos de la Policía Científica de la Unidad Regional II, trabajó en el lugar del hecho.
En la causa interviene la fiscal Verónica Campo, de la Fiscalía Temática de delitos contra la propiedad, de la segunda circunscripción judicial de la provincia.

Segundo robo.
Hace una semana, el Instituto de Cultura Inglesa ya había sido blanco de un importante robo de elementos electrónicos. En aquella ocasión, los autores del ilícito -según se pudo saber- se llevaron del inmueble dos computadoras y un grabador que estaban guardados en una de las aulas y que son utilizados para el dictado de las clases. Además revolvieron todos los cajones y sustrajeron una suma menor de dinero en efectivo.
En ese entonces los autores del ilícito también ingresaron a la cocina de las instalaciones de la academia, de donde se alzaron con una cafetera eléctrica, un paquete de café, y hasta con los sándwiches que se guardaban en la heladera.

Compartir