Accidentados siguen internados

CHOQUE FATAL EN LA RUTA 1 CERCA DE CATRILO

Continúan internados en centros de salud de Santa Rosa el hombre y su esposa que viajaban en uno de los autos que chocaron en la ruta provincial 1, cerca de Catriló, donde perdió la vida una mujer de 75 años. En tanto quien iba al mando del otro vehículo fue dado de alta ya que no sufrió heridas de consideración.
Fuentes policiales dijeron que Nelson Barbero (82) y su mujer Noemí Martín (73), ayer se encontraban internados por las heridas sufridas. Martín está en terapia intensiva del Hospital Lucio Molas, tras resultar con politraumatismos de cráneo, tórax y abdomen, además de una fractura en el fémur derecho y un traumatismo en el tobillo izquierdo, señalaron los voceros.
Barbero, en tanto, sufrió un traumatismo con pérdida de conocimiento y fue derivado del Molas al Polymedic. Mientras que Raúl Manzi (18) que conducía el otro auto padeció un corte en el cuero cabelludo y fue dado de alta a las pocas horas de ingresar al hospital de la capital pampeana.
El siniestro vial se registró cerca de las 20.30 en el kilómetro 168 de la mencionada ruta. Los protagonistas fueron un Renault 9 gris -dominio BDU 020-, conducido por Barbero, quien iba acompañado por su esposa y la mujer fallecida, identificada como María Magdalena Almeira de Mage, oriunda de Quemú; y un Nissan Tiida negro -IHS 389-, al mando de Manzi de Catriló.

¿Negligencia?
De acuerdo a los datos brindados por la policía, el siniestro se produjo cuando el Nissan, que se encontraba estacionado sobre la banquina este, habría intentado dar la vuelta en U para tomar la ruta nuevamente hacia Catriló y el Renault 9 que se dirigía hacia el norte, hacia Quemú, lo impactó en el frente y parte del lateral. El choque se produjo en el carril del último automóvil.
Almeira de Mage, que según los voceros se desvaneció minutos después del siniestro, era trasladada al hospital local cuando falleció.
En el lugar del siniestro trabajaron personal de la comisaría y del hospital de la localidad, y bomberos voluntarios.