“Aceptamos que nos controlen y nosotros los controlamos”

VETO PARCIAL A UNA ORDENANZA MUNICIPAL DE EDUARDO CASTEX

El Departamento Ejecutivo de Eduardo Castex (DE) vetó parcialmente la ordenanza municipal 34/16 porque pretende que las declaraciones juradas (DD.JJ) de los concejales y funcionarios se presenten con las valuaciones fiscales actualizadas y aspira que los concejales controlen las DD.JJ de los funcionarios municipales y el DE fiscalice las presentaciones de los activos y pasivos de los concejales.
Las fuentes municipales indicaron que el vetó fue analizado por la Asesoría Letrada de la comuna castense, y con este mecanismo de intercambio de controles en las DD.JJ se está “haciendo un gran aporte a la transparencia” en la función pública. “Es ilógico que los concejales controlen a las autoridades ejecutivas y los mismos concejales se controlen a si mismos”, agregó una fuente municipal.
El veto del DE ingresó en la penúltima sesión del Concejo Deliberante (CD), y anoche se desarrollaba una nueva reunión legislativa donde seguramente sería tratado este tema. La ordenanza impulsada por el bloque de concejales del Frepam, fue aprobada con el apoyo unánime de los bloques del PJ y la bancada unipersonal del Frente Castense.
El DE pretende que presenten las DD.JJ los secretarios municipales que manejen fondos económicos, como lo establece el artículo 81 de la Ley 1597, y aspira que la documentación se acompañe con “la valuación fiscal actualizada del año correspondiente”.
“Las DD.JJ de los funcionarios y agentes que estén en funciones, deberán ser presentadas hasta el 31 de marzo del año 2017”, indica en otro párrafo.

Modificación.
El dato de mayor relevancia en el veto del DE está en la modificación del artículo 11. Allí el DE pretende que se aplique una modificación en la autoridad de aplicación. En el inciso A detalla que para los funcionarios y agentes del DE la autoridad de aplicación será el CD; y para el viceintendente y los concejales la autoridad de aplicación será el DE. “Esto es lo más lógico, porque sino los concejales controlan a los funcionarios pero a ellos no los controla nadie y se autocontrolan. En cambio con dos autoridades de aplicación estamos contribuyendo a una mayor transparencia y se pueden realizar controles mas objetivo”, destacaron desde el edificio de la calle Padre Durando.
Y finalmente el DE les marcó a los concejales una equivocación en la redacción del texto de la ordenanza municipal. Porque la ordenanza vigente es la 14/16, porque fue anterior a la 05/16 que también trata sobre esta misma temática.

Compartir