Adolescentes de Catriló sustrajeron camioneta

HURTOS Y DAÑOS EN LONQUIMAY

Dos adolescentes de 16 años oriundos de Catriló fueron imputados por sustraer una camioneta en Lonquimay, hurtar parlantes de un camión y provocar daños en una vivienda del vecino pueblo. Los hechos fueron cometidos ayer a la madrugada.
Fuentes de la comisaría de Catriló indicaron que un vecino de Lonquimay (39) denunció ayer cerca a la mañana en la subcomisaría de esa localidad, que le faltaba la camioneta (Chevrolet Silverado modelo 1998) que había dejado estacionada frente a su vivienda de la calle Rivadavia al 200.
A raíz de una investigación de efectivos de Catriló se citó a la comisaría a un adolescente con antecedentes de haber cometido hechos similares. La policía tenía la certeza que el joven había estado en Lonquimay durante la noche.
Al ser citado junto a una hermana mayor de edad, el muchacho terminó confesando la autoría del hecho. La camioneta, la cual condujo hasta Catriló, había sido abandonada en una calle vecinal al este del pueblo, cerca de la cancha del Club Atlético. El vehículo tenía la llave de arranque colocada cuando fue sustraída.
El adolescente le relató a la policía que junto a él había actuado un cómplice (también de 16 años). Y terminó asumiendo que en Lonquimay, además, sustrajeron unos parlantes de un camión que estaba cerca de la camioneta hurtada, y rompieron a piedrazos los vidrios de la ventana de una vivienda tras una gresca con vecinos del pueblo vecino.
Ambos jóvenes fueron notificados en libertad. Interviene el Juzgado de la Familia y el Menor de Santa Rosa. Están implicados en tres causas judiciales, por dos hurtos y daños.