Agreden a dos efectivos policiales en Eduardo Castex

Unos jóvenes agredieron a dos policías y le robaron un arma reglamentaria, durante una batahola que se produjo en inmediaciones de la cantina del Club Estudiantil. Hay dos detenidos y otros dos imputados, notificados en libertad.
Un grupo de jóvenes agredió a dos efectivos policiales y le robó un arma reglamentaria, en una batahola que se produjo en inmediaciones de la cantina del Club Estudiantil de Eduardo Castex. Después de varios minutos de tensión, los uniformados lograron detener a dos jóvenes que permanecen alojados en calabozos de la comisaría local y otros dos quedaron notificados en libertad en una causa judicial caratulada “lesiones”, “atentado y resistencia a la autoridad”, “amenazas”, daños” y “robo”, donde interviene la Fiscalía de Santa Rosa.
Las versiones oficiales indican que a las 5 de ayer, recepcionaron un llamado telefónico en la comisaría, donde los vecinos se quejaban porque un grupo de jóvenes se encontraba “realizando picadas” y “provocando ruidos molestos” en la cantina de la entidad tricolor, donde se desarrollaba un evento social.
Allí concurrió un patrullero con dos efectivos. Ambos fueron agredidos por unos muchachos y tuvieron que pedir refuerzos. Los dos agentes resultaron con lesiones leves. Después, llegó otro móvil con más uniformados. Ahí comenzó una prolongada refriega, hasta que los agentes lograron reducir a los revoltosos.
La policía detuvo a dos jóvenes, que serían los “cabecillas” de los hechos violentos y quedaron alojados en la dependencia local. Y otros dos fueron notificados en libertad. Todos tendrían antecedentes policiales.
Cuando terminó la batahola, uno de los agentes percibió que le habían robado el arma reglamentaria. Esto provocó que se realicen búsquedas en las cercanías, y después de varias horas, encontraron el revólver en cercanías del campo de deportes del club.

Violencia callejera.
Con distintas características y protagonistas, esta semana se registraron dos episodios violentos en las calles castenses. Uno de ellos fue el ya mencionado.
En otro episodio, un joven -durante la madrugada del jueves- concurrió a realizar una compra a la céntrica estación de servicios Esso, y cuando salió fue abordado por cuatro muchachos que -a cara descubierta- lo golpearon y le robaron algunas pertenencias. La víctima los identificó y fueron demorados, pero recuperaron rápidamente la libertad.