Agreden a operador de minihogares

GENERAL PICO: SUBDIRECTORA DE HOGARES DIJO QUE SE TRATA DE "UNA SITUACION ATIPICA"

Un operador que trabaja en los Hogares de Menores (o minihogares) de calle 14 y 103, fue agredido por uno de los jóvenes alojados allí y debió recibir atención médica. El conflicto se originó el pasado lunes.
La subdirectora de Hogares, Patricia Berghin, estuvo ayer en esta ciudad y señaló que estaban trabajando para determinar los pasos a seguir con respecto al menor implicado. Se trata de un joven que llegó hace poco a esta ciudad procedente de una casa de medio camino, lugar en el cual se trabaja con personas que tienen patología dual.
La funcionaria evitó brindar detalles de lo ocurrido y sólo confirmó que el inconveniente se registró el pasado lunes cuando el adolescente tuvo una crisis. En medio de esa situación fue golpeado el operador que luego quedó en observación en el hospital local.
Berghin explicó que el empleado todavía no se reincorporó a su labor porque está con carpeta médica. Y al ser consultada sobre la posibilidad que esa persona renuncie, la subdirectora señaló que se trata de gente que está capacitada para cumplir un rol socializador y que pueden abordar ese tipo de situaciones. Sobre la denuncia refirió que es el procedimiento indicado cuando hay lesiones.
Por otra parte, la funcionaria indicó que estuvieron analizando el caso con profesionales del Hospital Centeno de los servicios de Salud Mental e Infanto Juvenil, también representantes de la policía en particular con la Comisaría Cuarta del Menor y la Familia, además asistió una integrante de la Defensoría del Niño.

Contacto permanente.
La subdirectora señaló que en el hogar destinado a los varones hay en la actualidad cinco menores y no se trata de adolescentes con problemas psiquiátricos. Sobre la situación en la cual quedará el joven implicado no dio precisiones, si bien confirmó que actualmente sigue en General Pico.
La funcionaria dijo que este tipo de problemas “no son habituales en las instalaciones de General Pico” y afirmó que pese a tener la Subdirección en Santa Rosa cada semana ella está presente en la ciudad y hay un contacto permanente con el equipo de trabajo local.
La policía no tuvo una intervención directa en la resolución del hecho, ya que desde la Comisaría Cuarta informaron que hubo una convocatoria para asistir a los minihogares, pero cuando el móvil llegó hasta el lugar la situación ya se había calmado.
En tribunales se confirmó que existe una denuncia por lesiones relacionada con las agresiones al operador. Una presentación que fue realizada el día martes y fue derivada a la Unidad de Atención Primaria (UAP). Sin embargo, por tratarse de un menor implicado el expediente deberá pasar al Juzgado del Menor y la Familia.