Allanan dos talleres clandestinos de General Pico

LOS TRABAJADORES HACEN TURNOS DE 12 HORAS

Dos procedimientos realizados en esta ciudad para controlar talleres textiles dieron como resultado la existencia de trabajo no registrado y en uno de los operativos fueron retirados tres menores del lugar.
El Ministerio de Trabajo de la Nación, con su delegación en La Pampa, confirmó que en ambos controles actuaron de forma conjunta con la policía de la provincia, que tiene un área específica para la investigación de trata de personas, la AFIP y la Dirección de Migraciones.
Los procedimientos se llevaron a cabo cerca de las 11 en forma casi simultánea en un domicilio de calle 5 entre 2 y 4 y el segundo se hizo en una casa de calle 6 entre 9 y 11. Ninguno de los talleres tenía cartelería o estaba identificado acorde a la actividad textil que se desarrollaba allí.
La policía trabajó para determinar la existencia de trata, en cuanto a la presencia de personas que en contra de su voluntad o retenidas de alguna manera fueran explotadas en el lugar.
La Dirección de Migraciones actuó teniendo en cuenta la presencia de trabajadores provenientes de Bolivia, pero según las primeras informaciones todos los presentes en los procedimientos tenían su documentación en regla para residir en el país.

Irregularidad.
El objetivo del Ministerio de Trabajo fue comprobar que no hubiera contratación irregular y además ver las condiciones en cuanto a higiene y seguridad.
En el domicilio de la calle 5 se encontraron con dos personas que figuraban como propietarios del taller y dos que serían empleados, si bien los dueños del emprendimientos afirmaron que se trataba de sus “primos” y por esa razón intentaron justificar el trabajo en negro. En ese caso se conminó a los propietarios a regularizar la situación y serán citados a una audiencia, antes de determinar una multa.
En el taller de la calle 6 los efectivos se encontraron con una sala equipada con seis máquinas de coser pero al momento del operativo solo había una pareja trabajando en el lugar. Además, la policía se encontró con tres menores de edad, de entre tres y ocho años, que fueron retirados por asistentes sociales. Los empleados dijeron que no eran sus hijos porque los niños solo estaban a su cuidado de forma temporal.
El taller pertenece a una persona de Buenos Aires y en el operativo se comprobó que los trabajadores no estaban contratados de forma regular, según confirmaron estaban realizando turnos de 12 horas seguidas y además las condiciones de higiene y seguridad no eran adecuadas. En ese caso también se instará al propietario a poner en regla a sus empleados pero el resto de las infracciones deberán ser sancionadas y el responsable debe dar signos de mejora para poder mantener abierto el taller.