Alonso: “La Pampa tiene una población envejecida”

El Ministerio de Desarrollo Social llevó a cabo un encuentro de sensibilización con adultos mayores de esta región como así también se presentó una serie de ayudas técnicas que forman parte del Programa Nacional de “Promoción de la Autonomía Personal y Accesibilidad Universal para Adultos Mayores”, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de cada uno de ellos.
La jornada contó con la participación de la ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, quien en principio explicó que se está trabajando en distintos aspectos con los adultos mayores, más allá del Consejo Provincial que viene sesionando y siendo el ámbito de trabajo conjunto con distintos sectores de esta población. “Hoy, en este encuentro estamos compartiendo la presentación de un programa de ayudas técnicas que viene a dar respuestas a necesidades puntuales del sector. Es algo que veíamos necesario y logramos para ello una financiación externa a través del Gobierno Nacional mediante la presentación de proyectos de la Dirección de Adultos Mayores”.
Es una propuesta de la SENAF (Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia), que depende del Ministerio de Desarrollo Social de Nación. “Ésta fue tomada por el Ministerio porque compartíamos la necesidad. A partir de ahí presentamos un proyecto que fue aprobado y esto nos permite ejecutarlo en La Pampa. El mismo tiene que ver con la confección de pequeños elementos que facilitan la vida cotidiana de un adulto mayor, en función de las limitaciones que cada uno va teniendo con el avance de la vida”, agregó Alonso.
Es un programa que, según adelantó la funcionaria, se puede replicar en varios lugares, algo que ya tiene programado la Dirección de Adultos Mayores.
En cuanto al trabajo sobre este sector expresó: “Tengamos en cuenta que La Pampa tiene una población envejecida, lo cual nos obliga a pensar en distintas cuestiones que den respuesta a las necesidades del sector, ante ello es un compromiso fuerte el que hemos tomado y por suerte hay espacios donde los adultos mayores se convocan, participan y facilitan esta cuestión de poder estar cerca, haciendo uso de todas las propuestas que hacemos”.
En referencia a las residencias, Alonso opinó: “Para nosotros son la última decisión, es decir cuando ya no hay posibilidades de que sigan estando en el ámbito del hogar, pero también es cierto que estas residencias dan respuesta a ello”. En ese sentido sostuvo que “desde el Estado, nuestra obligación es la fiscalización de las mismas, que la actividad se ajuste al marco normativo establecido, que estén atendidos de buena manera”.