Alumnos exigen estatización

MOVILIZACION DE ESTUDIANTES EN WINIFREDA

La totalidad de los alumnos del Instituto Privado “Cristo Redentor” de Winifreda se movilizaron ayer exigiendo la estatización del único colegio secundario del pueblo, propiedad del Obispado.
Los estudiantes se congregaron a las 18.30 frente al establecimiento educativo portando pancartas cuyas consignas eran “245 alumnos decimos basta, queremos un edificio en condiciones que nos garantice el derecho a la educación”, “Necesitamos un techo ya”, “Una Escuela en condiciones es un derecho”, “Todos por nuestro lugar”, “El futuro de Winifreda está en riesgo”, “Exigimos la estatización”, “Basta de invadir la 104”, entre otras.
Luego, caminaron hasta la plaza San Martín donde una alumna agradeció a los profesores y a los padres presentes por apoyarlos “en una causa que nos identifica porque todos hemos pasado por las aulas y galerías del IPCR, que hoy se está cayendo a pedazos y la situación se agrava cada año más”.
Los alumnos también leyeron un petitorio dirigido a las autoridades que correspondan. “Como alumnos del IPCR de Winifreda queremos expresar nuestro apoyo para la provincialización del colegio, sabemos que hay voluntad compartida para lograrlo y queremos que sepan que estaremos presentes cuando nos necesiten”, afirman en el texto.
Además invocaron las razones que motivan el pedido: “Desde hace años venimos padeciendo problemas edilicios, grietas y goteras en el techo, cortocircuitos, inundaciones, caída de mampostería, espacios humedecidos e insuficientes”. A raíz de estos dramas “en estos momentos nos encontramos albergados transitoriamente en la Escuela 104, que tuvo que resignar aulas y galerías para darnos espacio, pero necesitamos un lugar para nosotros. Aseguremos entre todos el futuro de Winifreda”, finalizaron.

Docentes.
Los docentes del colegio, a través de una carta, indicaron que durante muchos años “hemos vivenciado diversas situaciones, las goteras y el riesgo con la electricidad han sido recurrentes con las consecuencias que esta situación ha generado como la suspensión de clases, pero claro por suerte a nadie se le cayó el techo encima”.
Mientras que a los alumnos les manifestaron: “Admiramos profundamente la valentía, coraje y la responsabilidad con la que están afrontando esta situación tan difícil. Cuánto tenemos que aprender los adultos de ustedes a decir basta, hasta acá llegamos, esto no da para más, si no nos escuchan hay que salir a la calle para que nos escuchen, aprender que la ciudadanía se construye con actos y no solo con palabras”.

Compartir