Alumnos presentan proyecto en Concejo

WINIFREDA: PROPONEN PONER EN VALOR PLAZA UBICADA EN SITIO DE LA MEMORIA

La plaza está situada en un barrio donde viven más de 100 niños menores de 15 años. Solicitaron forestación, equipamiento e iluminación para el espacio público. Ediles destacaron participación ciudadana juvenil.
Los alumnos de sexto año de orientación sociales del Instituto Privado Cristo Redentor de Winifreda (IPCR) presentaron un proyecto de ordenanza para poner en valor la plaza pública de un barrio ubicado al oeste del pueblo donde viven más de 100 niños menores de 15 años.
Ese espacio alberga el monumento a los caídos y veteranos de la Guerra de Malvinas y es considerado sitio de la memoria. Las alumnas Paola Sánchez, Candela Bailo, Candela Joulie y Florencia Rosas, en representación del curso, asistieron a una reciente sesión ordinaria del Concejo Deliberante para entregarles la propuesta a los concejales.
Las adolescentes sostuvieron que los espacios verdes son de vital importancia dentro de una ciudad ya que su presencia promueve efectos positivos sobre la población, que se manifiestan en la conciencia ambiental o ecológica, en el proceso de pertenencia de los residentes al lugar y de afianzamiento a la identidad sociocultural, en la percepción de seguridad, en el bienestar mental y físico.
Contaron que realizaron un estudio de campo en el barrio donde se encuentra la plaza. El trabajo arrojó que un gran porcentaje de la población winifredense reside en dicho barrio dado que cuenta con más de 100 niños menores de 15 años y más de 600 personas.
La preocupación de los vecinos es la proliferación de conductas inadecuadas por parte de un sector juvenil en ocio en las intermediaciones de la plaza barrial, la cual no es considerada una alternativa de recreación cotidiana porque no se encuentra en sus mejores condiciones de higiene e infraestructura.

Faltan obras.
Indicaron que ese espacio público no cuenta con forestación adecuada, tampoco de una iluminación acorde a sus dimensiones, carece de infraestructura para las actividades culturales y el estacionamiento de tránsito pesado en su circunferencia hace peligrosa la circulación de peatones. Además, no tiene juegos recreativos para niños ni bancos de descanso. La falta de luminarias provoca la desconfianza de los vecinos una vez entrada la tarde.
“El trabajo de investigación realizado nos revela que la mayoría de las familias involucradas en la problemática son asalariados, que en muchas ocasiones por razones socioeconómicas se les hace difícil solventar instancias de esparcimiento junto al núcleo familiar”, abundaron.
Se comprometieron a trabajar en conjunto con la municipalidad para remediar el panorama descripto. Para ello, propusieron declarar de interés municipal las actividades culturales a realizarse en la plaza del barrio cuando sea revitalizada y que el municipio junto a ellos realice campañas de forestación del espacio en cuestión con su posterior mantenimiento y de concientización sobre la importancia de la preservación de los arbolados urbanos. Solicitaron además la ampliación de la iluminación artificial al interior del espacio y la colocación de juegos recreativos, bancos de descanso, veredas, ramplas de acceso, cestos de residuos.

Distintas actividades.
Los encuentros socioculturales que se lleven a cabo en diferentes fechas del año también contarán con la colaboración de los alumnos del IPCR. Detallaron las actividades que se podrían hacer en la plaza: cine nocturno, festejo Día del Niño, integración con los abuelos de la localidad, feria de artesanos, talleres de problemáticas sociales, jornadas de adopción canina, cumplimiento de la ordenanza de ordenamiento tránsito pesado, entre otras. “Queremos que los vecinos se sientan parte del lugar y lo cuiden”, sintetizaron el espíritu de la iniciativa.
“Me parece muy interesante que los jóvenes se estén interesando por estas cuestiones. Esa plaza hoy en día no es más que un terreno baldío y se podría adaptar mejor el monumento (a las Islas Malvinas)”, expresó el edil Mario Corredera (Propuesta Frepam).
Su correligionaria Julia Leboso, acotó que “es una zona muy oscura y a la tardecita-noche se torna peligroso. Los padres que viven en el barrio cuentan que les da miedito (sic) que sus hijas salgan y vuelvan solas porque se junta mucha gente ahí y está muy oscuro, entonces está bueno lo que plantean las chicas de iluminar ese espacio”.
El secretario administrativo del CD, Nicolás Comba, felicitó a las estudiantes porque “en lo que va de esta nueva gestión son los primeros ciudadanos que ingresan un proyecto muy bien logrado, lo cual no es poca cosa”.
El edil Marcos Ponce (PJ) destacó “la participación ciudadana de la juventud”, puntualizó que “muchos de los chicos de sexto año del IPCR viven en el barrio, no es que lo miran de afuera” y no descartó invitarlos al recinto cuando el tema se trate en comisión.