Amenazan con tomar el CD si no entregan la banca a edil desplazada

(25 de Mayo) – Personas relacionadas a Norma Molina, quien ganó una banca como edil pero un error la dejó afuera, están dispuestos a tomar el CD local si no se hace lugar a lo que consideran es un derecho de la mujer.
El tema es conocido por todos en 25 de Mayo, pero mientras tanto otra persona, de otro partido, ocupa la banca que los votos le dieron a Norma Molina. El error se produjo el día de la elección (28 de octubre de 2007), cuando luego del recuento de sufragios efectuado en la mesa 334 (femenina) no se anotó el número de boletas en el lugar correcto de la planilla. Las autoridades de mesa inscribieron el número de votos correspondientes al PJ -que le permitía a Molina representar a su pueblo en el poder legislativo municipal- como votos en blanco.
Según la información que fue presentada ante la justicia, a través de una copia del certificado de escrutinio, da cuenta que el PJ obtuvo 70 votos en la categoría de concejales. En total, esa fuerza política logró reunir 1.049 voluntades logrando de ese modo tres concejales, aunque el error en la planilla hizo que el lugar que le correspondía a la implicada haya sido ocupado por Dario Jiménez, del Frente Para el Cambio.

Abogados.
Molina dejó todo en las manos de los abogados del partido y las autoridades partidarias para que se ocupen del tema, descontando que se trataba de un error, que todos aceptaban como tal, y sería subsanado en poco tiempo. Según dijo la mujer a este diario, ella llegó a pensar en renunciar a su cargo de docente para poder realizar un trabajo a conciencia en el concejo, pero llegó el tiempo de las asunciones y su situación no había sido resuelta. Paralelamente, Molina sufrió llamados anónimos durante toda la campaña los que cesaron luego del resultado de la elección. Pero esta semana comenzó a recibir llamados anónimos diciéndole que renuncie al cargo que ocupa en el partido (delegada departamental) e incluso cuando se supo que reclamaría por su cuenta la banca le dijeron por teléfono sin identificarse que se desafilie del partido.

Militante.
Molina es militante del justicialismo desde hace unos 15 años, casi el mismo tiempo que lleva dedicada a la docencia. A lo largo de los años ocupó varias veces cargos partidarios e incluso hace pocos años fue titular de la unidad básica local.
Ahora ha contratado un abogado particular ya que nadie le ha comunicado nada sobre el tema que la ocupa y la tiene como protagonista.
Ayer autoridades locales del partido dijeron que el tema ya está perdido a pesar de que se hicieron gestiones en la justicia.
Según una copia de la documentación que aportó Molina a este medio, el 22 de noviembre de 2007 la junta Nacional Electoral tomó el caso ya que hubo una presentación del apoderado del PJ ante Tribunal Electoral Provincial quien se declaró incompetente, ya que los datos fueron fiscalizados por la Junta Electoral Nacional. La pretensión era que se rectificara el acta 309/07 donde estaba asentado el error de marras.
Pero la junta nacional no dio lugar al reclamo por que el mismo fue presentado fuera de tiempo. Así las cosas, la mujer damnificada entiende que un profesional -el apoderado del PJ- no puede cometer un error tan elemental como presentar tardíamente el reclamo. Por ello, y en virtud de que más allá de las cuestiones burocráticas, “no sólo se vulnera mi derecho a ocupar la banca que me confió el voto popular, si no que se ignora el derecho del ciudadano que con su voto eligió a una persona y que un error puso en mi banca a alguien que la gente no votó”, disparó la mujer.