“Apoyamos la actividad agropecuaria”

SE INAUGURO LA 62 EDICION DE LA EXPOSICION RURAL DE REALICO

El ministro Ricardo Moralejo salió en defensa del gobernador Verna. Indicó que mal interpretaron los dichos del mandatario sobre el campo, del cual aseguró “es el dinamizador en la provincia”. En tanto el toro gran campeón se vendió en 102 mil pesos.
Con la presencia del ministro de la Producción de la provincia, Ricardo Moralejo, funcionarios comunales y dirigentes de entidades ruralistas se inauguró la 62 exposición rural, agrícola, ganadera, comercial e industrial de esta localidad. El toro gran campeón se vendió en poco más de 100 mil pesos.
Moralejo sobre las declaraciones -mal interpretadas por algunos medios- del gobernador Carlos Verna sobre que el campo genera poca mano de obra, dijo: “Fue muy vapuleado por la prensa y en las redes sociales. Una pequeña porción de sus dichos, que no duró más de 10 segundos, en una conferencia de prensa de varias horas, los medios y sobre todo los nacionales intentaron desacreditar todo el trabajo del gobernador”.
“No vengo a hacer una defensa de lo que se dijo. Es cierto que el campo es el dinamizador en la provincia, y el gobierno de Carlos Verna apunta y trabaja apoyando la actividad agropecuaria”, indicó.
“Lo que se piensa está hecho, y en lo que se hace, porque no muchas veces se hace lo que se piensa, acá siempre se hace lo que se piensa y si pretendemos evaluar a las personas evaluemos por lo que han hecho ‘carajo’ y eso es lo que tenemos que tener siempre presente”, disparó contra las críticas de los dirigentes rurales.
“Porque todo esto, a pesar que algunos les de risas, la seriedad que le da a una provincia este gobierno es muy importante para todos los sectores. Los pampeanos no tenemos que permitir que le tomen el pelo cuatro personajes que no sean pampeanos. Esto hay que tenerlo en cuanta porque los pueblos se hacen grandes cuando tienen dignidad”, expresó Moralejo durante el almuerzo de camaradería que se llevó a cabo ayer, ante un importante marco de público.

Piden obras.
Otro de los oradores fue el presidente de la entidad organizadora, Orlando Roggia, que solicitó a las autoridades comunales que se ejecuten las obras necesarias para que no se inunde el predio como ocurrió en octubre del año pasado, donde las instalaciones ubicadas a la vera de la ruta nacional 35 tenían más de 30 centímetros de agua.
Indicó que los edificios, la balanza pública y el resto de las instalaciones sufrieron un gran deterioro por el agua.
También pidió a las autoridades la urgente reparación de los caminos vecinales para llegar a los predios rurales y las obras necesarias para evitar las inundaciones ya que el cambio climático vino para quedarse.
En otro de los párrafos pidió una reforma tributaria: “El ritmo del crecimiento en nuestras producciones se dificulta si seguimos acrecentando la carga tributaria de acuerdo a la necesidad de un gigante Estado. La demanda internacional de alimentos aumenta y contamos con la capacidad para satisfacerla, pero cuando el estado se lleve una menor tajada de nuestras rentas”.
“En algún momento dejaremos las campañas electorales de lado, las rivalidades circunstanciales y nos pondremos a trabajar para proyectar una reforma fiscal que sea soportada y permita, no solamente al sector agropecuario, sino a todas las actividades productivas crecer en forma sostenida”, expresó.
Muestra.
Durante la muestra se realizaron charlas sobre manejo de ambientes pos inundación de sistemas mixtos de producción: “Qué nos dejó, qué medir y cómo seguir luego de las inundaciones a cargo de Cristian Alvarez, entre otras tantas de interés para los productores. Ayer la sección “Canes” de la Unidad Regional I de Santa Rosa presentó una serie de actividades. También se realizó equinoterapia entre otras actividades culturales.
El remate de los reproductores se concretó ayer y el precio máximo del toro gran campeón de la muestra se vendió en 102.000 pesos. Se trata de un Aberdeen Angus de la cabaña Litomar de Rancul.
El resto de las ventas de los animales rodaron desde los 45 mil pesos a 67 mil pesos. Algunos toros no se vendieron a pesar del esfuerzo del martillero.