Aprobaron por mayoría tres balances y el presupuesto

WINIFREDA: EDIL DEL PJ VOTO JUNTO A LOS CONCEJALES DEL FREPAM

Hugo Villalba avaló los legajos contables y el cálculo de gastos y recursos de 2015 al igual que los ediles oficialistas. Le pareció bien que las vacantes sean cubiertas por contratados, pero no todas juntas porque la economía municipal no da para tanto.
El concejal winifredense Hugo Villalba, precandidato a intendente por Compromiso Peronista, votó en sintonía con los ediles del Frepam el presupuesto municipal 2015 y tres balances contables.
Su comportamiento político quedó de manifiesto en la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante, celebrada el jueves. Villalba avaló los legajos contables de mayo, junio y julio de 2014. “En general los encuentro bien, por eso los apruebo”, afirmó.
Planteó “la misma objeción de siempre” referida al programa de emergencia municipal de empleo (Peme) creado durante la primera gestión de la ex intendenta Berta Herlein (2003-2007). “Me parece que no se ajustan a la realidad los valores de esos contratos y no estoy de acuerdo”, indicó.
Su compañero de bloque Maximiliano Thome también aprobó los tres balances. Su argumento fue que lleva “poco tiempo” en funciones y por lo poco que pudo ver no encontró “ninguna irregularidad”. Thome asumió el cargo en reemplazo de Celia Assel, quien solicitó licencia por enfermedad y extendió ese beneficio por dos semanas más. La edila no concurre al recinto deliberativo, pero se la ha visto enérgica acompañando al precandidato a gobernador Fabián Bruna en sus recientes visitas a esta localidad.
Ella es la compañera de fórmula de Villalba en la interna local del Partido Justicialista y Thome es precandidato a juez de Paz suplente por Peronismo Pampeano. El edil Néstor Soncini (PJ) no aprobó la documentación contable y reclamó que las compras se repartan entre los comercios del pueblo y no se privilegien a determinados proveedores.

“Lo encuentro bien”.
Cuando se puso a votación el cálculo de gastos y recursos municipales para el ejercicio 2015, estimado en casi 33 millones de pesos, Villalba le dio el visto bueno. “Lo encuentro bien. Este año es atípico porque celebramos el Centenario y se generaron gastos extras que están plasmados en el presupuesto. Además, en la parte administrativa hay erogaciones como sueldos, insumos, gastos imprevistos cuyos valores han aumentado”, señaló.
Contó que estuvo asesorándose con el personal de la oficina comunal de Obras Públicas sobre el monto de dinero asignado a los trabajos públicos realizados por el municipio en lo que va del año y los proyectados para el resto de 2015 y como su profesión es maestro mayor de obras esos presupuestos le parece que son “acordes”.
Mencionó que en una reunión de comisión despejó sus dudas con respecto a la cantidad de personal contratado que podría pasar a planta permanente. Todos los ediles aclararon que la comuna tiene actualmente 46 empleados fijos, 15 contratados y en el presupuesto figuran 14 vacantes.
“Las personas que hace años están contratadas me parece bien que sean consideradas para cubrir esas vacantes en el futuro porque entiendo que ningún trabajador debe estar sin ninguna garantía laboral. Obviamente no van a poder ingresar todos juntos porque me parece que la economía municipal no da para tanto, pero las personas que han sido tenidas en cuenta merecen el día de mañana tener estabilidad”, completó su fundamentación.
Soncini y Thome rechazaron el presupuesto y con respecto a cubrir las vacantes dijeron que es un tema para “estudiarlo” detenidamente. Alertaron que si hoy se aumenta la planta estable los gastos en sueldos se van a poner “tirantes”.

Contratados.
La edila Marta Bonkowski (Frepam) dijo que es “intención de esta gestión” regularizar a los contratados. “Tenemos una planta permanente con demasiada antigüedad, desde 28 hasta 40 años de servicios, entonces el cambio generacional con el nuevo personal que ingrese va a ser positivo”, argumentó.