Apuñalan en el tórax a perra

DENUNCIAN MALTRATO Y ENSAÑAMIENTO CONTRA ANIMAL

(General Acha) – Vidanimal radicó una denuncia penal ante la Fiscalía, porque una perra preñada murió a raíz de las dos puñaladas que alguien le ocasionó en ambos lados de la zona del tórax. El animal, de contextura grande, fue hallado herido en uno de los barrios situados al sureste de General Acha.
La presentación ante el organismo judicial fue hecha por la responsable de la institución, que es filial de la Fundación Vidanimal de la capital pampeana. Según integrantes de la entidad, una vecina dio aviso que en Pasaje Bianchi al 1300 de esta ciudad, frente a su domicilio particular, se encontraba una perra lastimada. A pesar que llamó a un veterinario de su confianza, este no contestó su llamado, por lo que decidió advertir de lo que sucedía a Vidanimal. Poco después, se constató que se trataba de un animal pelaje negro, tamaño grande, hembra, con evidente estado de preñez, que presentaba dos heridas cortantes: una en cada costado, a la altura del tórax.

Delicado.
Ante la gravedad de la situación, se intentó establecer comunicación con otros veterinarios de la ciudad, pero no tuvieron éxito. “El animal recibió los primeros auxilios básicos, pero ya había perdido mucha sangre y el cuadro era muy delicado. Finalmente, y ante la imposibilidad de localizar un veterinario, a las 4 aproximadamente, se procedió a dejar al animal en cuestión en el jardín de la vecina que había dado aviso”, relataron.
Más tarde miembros de la entidad regresaron al lugar, ocasión en la que se estableció que la perra seguía con vida. “Estaba extenuada de estar parada tantas horas y débil por la sangre perdida”, dijeron.
Vidanimal finalmente pudo contactarse con veterinarios de la localidad, quienes luego de definir tipo de anestesia y procedimiento a seguir, realizaron la cirugía. Más allá de los intentos realizados, la perra murió aproximadamente a las 12 del domingo, a raíz de las severas heridas ocasionadas presuntamente con un arma blanca.

Intencional.
Los veterinarios que asistieron al animal corroboraron mediante informe técnico que se trataron de heridas producidas, de manera intencional, con un cuchillo. Eran cortes de entrada y salida, concluyendo que eran dos puñaladas realizadas con el objeto de matar a la perra, ya que se afectó órganos vitales, causando neumotórax, que con el correr de las horas también contribuyó a su muerte.
Desde Vidanimal aseguraron que el informe técnico efectuado por los profesionales será remitido oportunamente a la fiscalía. Sostienen que se trató de un accionar previsto en la Ley 14.346 de Maltrato Animal, porque constituyó “un claro caso de violencia, maltrato, y ensañamiento hacia un animal. Agravado, porque se encontraba preñada, a unos quince días de dar a luz, tornando evidente tal estado ante la vista de cualquiera, en caso de suponer que el autor del hecho no fue su propietario”.