Arata: fábrica de chacinados será concesionada a familia

COMUNA SUSCRIBIRA CONVENIO CON INVERSORES

El intendente de Arata, Henso Jorge Sosa, anunció que la comuna suscribirá un convenio con inversores locales para la explotación de la planta de chacinados por 12 años. “Estamos trabajando para definir la concesión para la familia Arrigone, y ahora los concejales cedieron las facultades al departamento Ejecutivo para definir la concesión que será por un plazo de 12 años”, anunció Sosa a esta corresponsalía.
El jefe comunal se manifestó “entusiasmado” con este emprendimiento porque generará “puestos laborales y provocará -directa e indirectamente- movimiento económico en la economía local y regional”.
“Los plazos se van acortando para que empiece a producir la fábrica de chacinados, que será muy importante porque tendrá Transito Federal y proyectan un emprendimiento muy ambicioso que generará puestos laborales en la localidad”, dijo Sosa.
La fábrica de chacinados de Arata surgió como un emprendimiento municipal, pero la familia Arrigone acercó un ambicioso proyecto que modificó los planes de las autoridades municipales. La iniciativa proyecta la fabricación de varios productos derivados de la carne de cerdo, para comercializar dentro y fuera de La Pampa. Esto provocó que el Senasa disponga nuevas obras para otorgar la habilitación de Transito Federal. Estos trabajos incluyen el cerramiento del predio, la colocación de más accesorios de acero inoxidable, algunas modificaciones en las cocinas, la colocación de lavamanos y lavabotas y un espacio para el personal, entre otras cosas.

“Superó expectativas”.
El intendente Sosa explicó que el proyecto inicial “estaba aprobado por el Senasa para dos productos, pero los interesados aspiran producir nueve productos, y ahí el Senasa exige más cámaras y otras adaptaciones del edificio”. Indicó que las “cámaras (frigoríficas) son paneles que se van incorporando, y se están realizando obras para cumplir con las exigencias legales”.
“La colocación -continuó- de las nuevas cámaras correrá por cuenta de los inversores, y no se modificará la parte edilicia y como son módulos que se incorporar, cuando los inversores decidan no continuar con la concesión, se pueden llevar toda esa inversión”.
“El Senasa nos indicó las obras que se tenían que realizar para obtener la habilitación de Tránsito Federal, porque el proyecto de los inversores es muy ambicioso y tuvimos que incorporar más cámaras de frío y esto fue porque el proyecto superó las expectativas que teníamos sobre este emprendimiento”, admitió Sosa.
“El Senasa pide una cámara para cada producto que se fabrique, pero los inversores producirán nueve productos, y la capacidad que teníamos era para fabricar chorizos frescos y chorizos secos”, agregó.
“Esta situación demoró la inauguración, pero estamos igualmente contentos porque el emprendimiento es muy significativo para esta localidad porque comercializarán su producción dentro y fuera de la provincia, dado que ya están trabajando con carnicerías de Mendoza”,
cerró Sosa.

Compartir