Archivan la causa de Maquieyra

PARA EL FISCAL EL HECHO NO CONSTITUYO UN DELITO

El fiscal Méndez archivó la causa penal iniciada por supuestas amenazas en perjuicio del diputado nacional Martín Maquieyra. Adoptó esa decisión tras considerar que los dichos recibidos de parte de un par de manifestantes no constituyen delito.
El fiscal Juan Bautista Méndez desestimó la causa que se había iniciado hace algunos días por una denuncia realizada por el diputado nacional Martín Maquieyra (Cambiemos). En sede policial de General Pico, manifestó que mientras participaba de la inauguración de una refinería Refipampa en 25 de Mayo, recibió amenazas e insultos de todo tipo de parte de dos personas que integraban el grupo de manifestantes que tenían banderas pertenecientes al PJ.
Las actuaciones judiciales fueron remitidas a la fiscalía de General Acha, a los fines que intervenga porque el hecho se produjo en esa localidad del oeste pampeano. No obstante el funcionario judicial consideró que correspondía archivarse porque no constituía el delito de amenazas previsto y penado en el artículo 149 bis del Código Penal.

Mal momento.
Más allá que Méndez reconoció que Maquieyra pudo haber pasado un mal momento cuando arribó a la refinería, atribuyó los dichos de los manifestantes a un mensaje dirigido por su condición de diputado, en reclamo de la defensa de los intereses pampeanos frente a la disputa judicializada con Mendoza respecto al uso del agua.
Por esa razón entendió que un legislador debería tener un grado de tolerancia mayor que cualquier otro ciudadano, en cuestiones de claro interés público. Más aún cuando el episodio se produjo antes de las elecciones legislativas.
En ese sentido afirmó que debía tenerse presente que en la Cámara de Diputados que integra Maquieyra, en muchas ocasiones se generan discusiones acaloradas donde pueden llegar a utilizarse términos similares a los atribuidos a dos de los manifestantes. A su vez, indicó que ninguno de los dichos que receptó el diputado representa el delito de amenazas.

Lejanía.
Por otra parte, Méndez señaló que otra de las cuestiones que refuerza su decisión de archivar la causa, es que la denuncia fue radicada dos días después de haberse producido y en General Pico. Localidad que se encuentra distante a más de 500 kilómetros del lugar donde ocurrió el hecho, lo que resulta difícil de imaginar que el denunciante tenga un real temor o haya tenido que cambiar los hábitos de vida.

Hecho.
La causa se inició por una denuncia realizada el 8 de octubre de este año, ante la Comisaría Primera de General Pico. En la ocasión Martín Maquieyra dijo que dos días antes alrededor de las 10.30, mientras se encontraba en la inauguración de una refinería Refipampa en 25 de Mayo, en su carácter de diputado nacional, cuando descendió del vehículo junto a Josefina Díaz, María Laura Trapaglia, Gastón Massari Copes y Luis Alejandro Bertone, se encontró con un grupo de manifestantes que estaban a unos 100 metros, con banderas del PJ, remeras con la leyenda “No a Portezuelo”, bombos y otros instrumentos para hacer ruido. Que al verlo, empezaron a gritarle cosas contra sus ideales políticos, entre otros insultos que no precisó.
También dijo que cuando se acercaba a la refinería, fue rodeado por un grupo de gente que lo insultó y lo llamaron traidor. Además en un momento dado dos hombres le dijeron “vos de acá no salís, te vamos a ir a buscar a todos lados”. Ante esa situación, decidió esquivarlos e ingresar a la refinería, informaron fuentes confiables.