Arreglan caminos y esperan por el pavimento en Uriburu

El intendente de Uriburu, Roberto Gómez, dijo que por ahora no hay obras en marcha en la localidad, sólo tienen las maquinarias trabajando en los caminos vecinales para permitir el acceso de los productores rurales a sus predios. Indicó que hay dos arterias totalmente anegadas. Por su parte, cuando comience a subir la temperatura comenzarán con la pavimentación de calles.
El pago de los sueldos y aguinaldos no fue un problema para la comuna, debido a que lo pudieron afrontar con fondos propios sin tener que recurrir a las regalías petroleras, pero aún no hay obras en ejecución. Se espera que en septiembre pueda iniciarse la pavimentación de diez cuadras, las cuales ya están entoscadas.
Para llevar a cabo esta obra, en abril el municipio adquirió un equipo de riego asfáltico. La cisterna con el equipo, que le costó a la municipalidad 532 mil pesos, fueron colocados en un camión Mercedes Benz 1114 de la comuna que se encontraba en desuso. Cuando las temperaturas sean las adecuadas -durante la primavera- se asfaltarán las calles que ya tienen la tosca.

Arreglos.
El jefe comunal señaló que la motoniveladora y un tractor con un palón, junto a operarios del municipio, se encuentran diariamente realizando trabajos en la zona rural. Comentó que hay “dos caminos vecinales que están totalmente anegados” desde hace unos meses cuando se registraron precipitaciones intensas.
Por ahora esas arterias no pueden ser arregladas debido a que el municipio no cuenta con las maquinarias adecuadas. “Les solicitamos hace un tiempo las máquinas a la Secretaría de Asuntos Municipales, pero primero estaban en el norte provincial, por los desbordes producidos por el río Quinto y ahora están prestando tareas en el oeste, en la zona de ríos”.
Uno de los caminos anegados está en cercanías de la ruta nacional 5, con lo cual los productores afectados deben ingresar a sus predios por la ruta provincial 7; y el otro cerca de la jurisdicción de Miguel Riglos, donde los afectados deben utilizar una calle alternativa, señaló Gómez. En ambos casos, se deben recorrer más kilómetros.