Asaltaron y desnudaron a un remisero en General Pico

LE APUNTARON CON UN ARMA DE FUEGO TRAS UN VIAJE DE CASTEX

Un remisero piquense fue asaltado ayer a la madrugada en el sector del barrio Malvinas II de esta ciudad por dos hombres que a punta de pistola lo despojaron de sus ropas, de una suma cercana a los 5.000 mil pesos en efectivo, de las llaves del auto, del equipo de radio. Lo dejaron casi desnudo a la intemperie. Uno de los asaltantes sería conocido del damnificado del hecho que investiga la Justicia piquense. Ayer a la tarde se realizaron distintos allanamientos en cercanías al sector en el cual fue cometido el asalto, en busca de los presuntos autores.
Julio Ortega, titular de la Remisera céntrica 424000 a la que pertenece el chofer asaltado, confirmó el hecho y brindó detalles.
El agenciero contó que un cliente habitual de la empresa, ayer a la madrugada se comunicó al teléfono celular de uno de sus choferes y lo convocó para que lo fuera a buscar a la terminal de ómnibus de la localidad de Eduardo Castex. Una vez que el chofer llegó a bordo de un automóvil marca Fiat Palio de color gris al punto indicado, el pasajero, conocido del trabajador, se sentó en el asiento delantero y le pidió que pasara a buscar a otro masculino.
Luego los tres emprendieron el regreso y a la altura de la aceitera, a escasos mil metros del acceso a General Pico, el pasajero que viajaba junto al chofer, lo apuntó con un arma de fuego y le pidió que apagara los equipos de comunicación.

Asalto y allanamientos.
Al ingresar a la ciudad hicieron una parada en el barrio Ranqueles y luego se dirigieron al Barrio Malvinas II. Ortega contó que los asaltantes lo hicieron conducir al remisero hasta la esquina de las calles 307 y 306, una zona de quintas que está próxima a la avenida Circunvalación Isidoro Brunengo de esta ciudad.
En ese lugar, lo obligaron a detener la marcha y a bajarse del vehículo, y luego lo despojaron de las zapatillas, de la campera, y lo dejaron semidesnudo en la calle de tierra. Después los asaltantes se dieron a la fuga tras llevarse la ticketera, la radio a través de la cual se mantiene comunicación con la central, las llaves del auto, y una suma cercana a los 5.000 pesos en efectivo, que correspondería a la recaudación obtenida por el remisero durante el fin de semana.
Ortega señaló que el chofer asaltado hace poco menos de un mes que trabaja para la firma, y que es la primera vez que un trabajador de su empresa es víctima de un hecho de esta naturaleza.
Luego de ser asaltado el damnificado pidió auxilio a los vecinos del lugar, que dieron rápido aviso a la policía.
Ayer a la tarde se desplegó un amplio operativo policial en el sector del barrio Malvinas II, del que participó cerca de una veintena de efectivos, de las distintas dependencias y también del Grupo Especial. Los investigadores del asalto además viajaron a la localidad castense, en busca de fuertes pistas que permitieran dar con el otro sospechoso del hecho.
Según indicaron fuentes ligadas a la investigación, también se recurriría a las cámaras de seguridad que tiene instalada un comercio castense, que habría captado a los sospechosos. La causa judicial la lleva adelante la fiscal Verónica Campo.

Compartir