Aspiran que unidad sea “estación experimental”

INTA DE 25 DE MAYO

El encargado de la agencia de extensión del INTA en 25 de Mayo, Dardo Fontanella, hizo un balance de las actividades que se han realizado en 2016 y un anuncio de cómo se seguirá trabajando en 2017. Pero en el marco del volumen de actividades a que hizo referencia, dijo que lo ideal sería una recategorización del espacio y que se convierta en una “estación experimental”.
“En 25 de Mayo tenemos una unidad de ‘extensión rural’, que prácticamente es una oficina técnica sin investigadores. Actualmente hacemos relevamientos pero quienes investigan son personal de las estaciones experimentales de Anguil y Guerrico (Río Negro). Acá somos siete trabajando, imaginate si hubiera veinte técnicos pensando y haciendo actividades a full relacionadas con la zona de riego y el árido de la zona”, se planteó Fontanella.
“Hacemos ensayos locales y hay otros en proyección. También tenemos un buen laboratorio, lo lógico sería que desencadene en una estación experimental”, agregó.

Alfalfa.
Fontanella explicó qué hace el INTA hoy en 25 de Mayo. “Estamos ahora en plena temporada de ensayos con ensayos bajo riego y principalmente de cultivo de alfalfa. Todo mirando una parte integral”, indicó.
“Desde el INTA siempre estamos dispuestos a ayudar al desarrollo, y en ese marco la Fiesta Nacional de la Identidad Productiva del Valle del río Colorado. Trabajamos en el primer concurso de heno de forraje de alfalfa”, remarcó.
Fontanella destacó el nivel de este forraje y abogó por una marca registrada. “Es la primera vez que participamos y nuestros productos fueron analizados en Anguil con excelentes resultados. Hay mucha oferta de alfalfa, pero es importante determinar estándares para lograr precios. Le estamos dando una fuerte impronta al cultivo de la zona fortaleciendo desde la parte técnica en lograr calidad con el fin de alcanzar precios diferenciados”, reveló entusiasmado.

Actividades.
Además enumeró varias actividades que comparten con otras entidades. “2016 fue un año de muchas actividades articuladas con otras instituciones como el Ente del Río Colorado y la municipalidad. Hemos hecho varias capacitaciones que seguirán éste año, relacionadas no solo con el agro sino también como industrias como bodegas”, dijo.
Sin embargo admitió recortes en el programa Pro Huerta. “Sigue vigente, pero hubo una reducción en la provisión de semillas y alguna gente se quedó sin ellas. Tuvimos que priorizar las entregas, y para eso trabajamos con los municipios de Puelén, Catriel, Casa de Piedra y 25 de Mayo que tienen más datos sobre las necesidades de los beneficiarios.
Otra de las acciones de la oficina local del INTA fue la huerta demostrativa. “Hemos tenido en diciembre una buena repercusión. Estamos buscando alternativas que sirvan para el consumo familiar. Hay alternativas que son relativamente económicas como el riego por goteo o el cultivo en túneles”, concluyó.