Ataliva Roca: cuatro heridos en un triple choque

De los siete ocupantes de los vehículos que protagonizaron el accidente, cuatro permanecían ayer en “observación” en el hospital Lucio Molas de Santa Rosa. En todos los casos, el estado de salud de los lesionados indicaba que se hallaban fuera de peligro, pero seguían controlados por el cuerpo médico del centro de salud, al que fueron derivados en cinco ambulancias.
El accidente se produjo alrededor de las 11.40 cuando una camioneta del pueblo, que arrastraba una tolva, atravesaba la ruta nacional 35 en dirección este-oeste. Cuando el equipo acoplado todavía no había completado el desplazamiento, se aproximó desde el norte un Fiat Siena cuyo conductor maniobró hacia la izquierda, tratando de evitar el impacto contra el equipo agrícola.
Pero la mala racha surgió en el preciso instante en que atravesaba el mismo lugar -pero de sur a norte- un Renault Clío que chocó de frente con el Siena. En este caso, la fuerza del impacto quedó atenuada porque el vehículo que procedía de Buenos Aires con destino a Villa La Angostura, en Neuquén, frenó bruscamente, haciendo arrastrar sus neumáticos en un tramo de casi diez metros sobre el pavimento.

Lesionados.
Con respecto a las personas transportadas en los vehículos protagonistas del accidente, la policía informó que la Chevrolet Silverado que transportaba la tolva tenía como único ocupante a Manuel Toedosio González, oriundo de la localidad de Ataliva Roca, en cuyo acceso principal se produjo el choque. En el Fiat viajaba José Luis Curia al volante, acompañado por su esposa, Stella Maris Marano y Haydee Cotello. En tanto, el Clío circulaba al mando de Juan Marcelo Miranda, acompañado por sus padres, Néstor Hugo Miranda y Flora Canale, y Gabriela Alvia. En este caso, el auto provenía de General Acha y marchaba en dirección a la capital pampeana.
La información oficial completó señalando que todos los automóviles involucrados -especialmente el Siena y el Clío- presentaban múltiples daños en sus carrocerías, aunque afortunadamente los ocupantes quedaron en general fuera de peligro en su integridad física.