Auditoría interna y sumario administrativo en la UR II

REUBICAN PERSONAL MIENTRAS SIGUE LA INVESTIGACION

(General Pico) – La Unidad Regional II (UR II) tiene en transcurso una auditoría interna porque se detectaron irregularidades en el área que realizaba liquidación y pago de haberes adicionales. La información fue confirmada ayer por el jefe de la URII, el comisario mayor Javier Marotti, quien refirió que ya hubo cambios en el personal que podría estar relacionado.
En ese contexto, Marotti manifestó que hace un mes se comprobó que habría ciertas “irregularidades” y por ese motivo se comenzó a realizar una auditoría que consistirá en relevar los expedientes y verificar los depósitos realizados. El personal que se desempeñaba en el área fue removido y destinado a otras funciones mientras avanza la investigación.
Asimismo, el comisario dijo que no recibieron reclamos por parte de aquellos efectivos que pudieron verse perjudicados, pero por ahora tampoco se deben dar opiniones o sacar conclusiones porque el proceso de auditoría no terminó y sería muy prematuro sacar conjeturas.
Luego las personas involucradas serán sometidas a un sumario administrativo, que puede concluir con la absolución o en caso contrario con una sanción. Si se comprueban irregularidades podría llegar a haber también otro proceso en el ámbito judicial, pero eso aún no se sabe.

Empleados removidos.
Por otro lado, el jefe de la Unidad Regional II evitó dar detalles sobre las personas que fueron removidas, y sostuvo que ellos no recibieron reclamos de los posibles perjudicados, aunque puede ser que las consultas fueran hechas en la oficina de liquidaciones y no haya llegado a hasta las autoridades de la unidad ya mencionada.
En tanto, este jueves uno de los portales digitales de estas ciudad, enbocadetodoshd.com.ar, publicó un escrito anónimo a nombre de los posibles afectados, que da a conocer que el problema surgió a partir de la liquidación de adicionales. Porque había un retraso en el abono de esas horas que se extendía hasta con un año de demora.
En ese sentido, el comunicado anónimo indicó: “El personal policial de zona norte se encuentra defraudado por las irregularidades cometidas por sus propios compañeros, encargados de las liquidaciones adicionales”.
A su vez, el escrito detalla que el dinero para pagar los servicios era depositado a la Unidad Regional II en tiempo y forma pero no era destinado a los empleados.
Por último, el texto manifiesta la molestia de quienes se vieron perjudicados y la necesidad de que la jefatura no esconda la situación y dé una respuesta al respecto.