Autoridades piensan en un nuevo edificio municipal

COMUNA PIQUENSE TIENE REPARTIDAS SUS OFICINAS Y NECESITA MAS ESPACIO

La municipalidad piquense ha ido afectando diferentes edificios, propios y alquilados, para suplir la necesidad de espacio para las diferentes dependencias. Por ello se trata de hacer obras que sirvan para hacer un uso eficiente de cada lugar y se aspira a tener un edificio nuevo.
El secretario de Planificación y Gestión Urbana comunal, Edgardo Guazzaroni, indicó que la municipalidad viene trabajando en diferentes oficinas y espacios porque el edificio original hace años que quedó exiguo, la expectativa es llegar a tener una nueva sede en la que se puedan concentrar las diferentes dependencias.
Durante estos días en el edificio principal se puede observar algunas adaptaciones en la planta alta donde se encuentra el antiguo salón de actos, una mejora que apunta a reutilizar espacios de manera más eficiente.
“Los que tenemos que hacer, con el proyecto ya listo para la remodelación de la planta alta del municipio, es situar allí la oficina de intendencia más una sala de reuniones. Pero con la reconstrucción del edificio para el Concejo Deliberante se moverá el trabajo legislativo a ese espacio. Recién cuando se recupere se podrá avanzar con la obra de mejora”, explicó.
Ese sector corresponde al salón de actos, que desde que se construyó no ha tenido una remodelación y mejora, pero se dejó de usar porque no tiene un acceso para personas con movilidad reducida. Dentro de la nueva propuesta se consideró la incorporación de un ascensor.
Por otra parte, dentro del municipio hay subdivisiones y una necesidad obvia de más lugar. “Hace poco se hizo una ampliación en el edificio de rentas para reubicar algunas oficinas pero la verdad es que el edificio nos está quedando chico y en un futuro se debe pensar en un edificio nuevo más allá del palacio municipal que quedará como sede institucional”, dijo Guazzaroni.
Ya hay muchas oficinas y se comienza a dispersar el trabajo. Hay gente cumpliendo funciones en Medano, en la Terminal de Omnibus, en la sede de calle 16 y en otro de la calle 11.
“La idea que se habló con el gobernador, y ojalá que se pueda, es que el día en que se haga el nuevo palacio de Justicia poder acceder al espacio que quedaría libre para concentrar allí todas las áreas municipales”, indicó el funcionario.
Con respecto a la reubicación del Juzgado de Paz, que funcionaría en el edificio a licitar junto con la sede del CD, el actual espacio de calle 18 entre 15 y 17 es propiedad de la provincia. Guazzaroni afirmó que la comuna lo pidió porque pertenece a provincia. “Si podemos recuperarlo será bueno. Hoy la comuna está alquilando algunos lugares para suplir estas necesidades”, recordó.

Al aire libre.
“En el Paseo de la calle 21 se hará una obra reclamada por los vecinos que consiste en mejorar la vereda porque producto del crecimiento de las raíces se rompió el sendero para caminar y se tornó peligroso por los desniveles”, dijo Guazzaroni al referirse a los espacios al aire libre.
Allí se va a quitar el material roto para colocar pavimento flexible, de menor espesor al que se usa para las calles, y después se renovará la pintura y se agregará equipamiento para recuperar ese espacio público. Con el pavimento se invertirán uno 500 mil pesos para cubrir el paseo a lo largo de cuatro cuadras.
Los espacios públicos son una prioridad, explicó el funcionario, y por ello también se está trabajando en el Paseo Belgrano, las plazas de los barrios Rucci e Indios Ranqueles y también en el paseo más reciente ubicado en paralelo a la circunvalación hacia el noroeste.
“En la laguna La Arocena se está manteniendo los alteos para evitar desbordes. A futuro se deberá realizar una expropiación o la compra de un terreno lindero para hacer un nuevo anillo porque si seguimos con estos regímenes de lluvia ya no hay más capacidad para el agua. Si bien se habló de una situación de precipitaciones excepcional, se deberá pensar en agregar un cuenco para ampliar lo que ya hay”, concluyó el entrevistado.