Avanza la investigación por presunta mala praxis

MUERTE DE GEMELOS EN PICO: ESPERAN PERICIAS DE NEONATOLOGIA

El hecho ocurrió el 28 de febrero cuando una ginecóloga no quiso atender a una embarazada de gemelos, que llegó con rotura de bolsa a la clínica porque no tenía $14 mil para pagar sus servicios. En ese momento estaban en conflicto estos profesionales con las obras sociales sindicales.
El abogado piquense Norberto Paesani indicó que aguarda por pericias médicas para avanzar en la causa que fuera denunciada meses atrás en la Justicia piquense contra una médica de una clínica privada, por la muerte de dos gemelos a poco de nacer. El hecho fue denunciado a finales de marzo y según el letrado “están dados los presupuestos procesales para llegar al menos a la etapa de imputarles el delito”.
Paesani denunció meses atrás por mala praxis a una reconocida ginecóloga de la ciudad, que no atendió de forma correcta a una mujer embarazada de gemelos con seis meses de gestación. El hecho ocurrió en medio del conflicto de las obras sociales sindicales con los profesionales de esta especialidad.
La joven Damaris Damaris Rut Riquero, que estaba embarazada de gemelos desde hacía seis meses, llegó con su pareja Gastón Castilla a una reconocida clínica del medio durante la madrugada del 28 de febrero, a punto de parir.
La mujer ingresó al servicio de maternidad, las enfermeras constataron ocho centímetros de dilatación y convocaron a la ginecóloga de guardia. La médica llegó a la sala y le manifestó al padre que antes del parto debían abonarle 14 mil pesos por sus servicios. Castilla le dijo que no tenía ese dinero pero que la obra social del Sindicato de La Carne se haría cargo de los gastos de manera inmediata. Ante esto, la médica le colocó unas inyecciones, la hizo poner de costado, le hizo un tapón y le hizo un cruzamiento de piernas para retrasar el parto.
Luego la mujer fue derivada de al Hospital Centeno donde fue intervenida de urgencia. El primer gemelo falleció a poco de nacer tras haber sufrido una falla cardiorrespiratoria y el segundo nació por cesárea, dado que se había ubicado más arriba tras los trabajos practicados en la clínica, y falleció 12 días después a causa de problemas renales.

Pericias médicas.
“Es un tema bastante difícil, bastante serio y se están haciendo todos los estudios pertinentes de rigor, estudios que requieren de expertos en el tema. Se está realizando toda la etapa preparatoria como para ver si están todos los elementos que son concordantes y que son fehacientes y que demuestren que la profesional ha o no cometido el ilícito o uno de los ilícitos que pretendemos probar”, señaló el abogado.
“Esta defensa entiende que están dados los presupuestos procesales para llegar al menos a la etapa de imputarles el delito. Ahora se requieren también otros elementos técnicos que podrían tener la certeza en esta etapa de que el hecho es viable en los delitos que esta defensa pretende imputarles”, dijo.
Paesani agregó que las pruebas que pretende incorporar la defensa, podrían surgir de pericias sobre neonatología que ya habrían sido encargadas. Además señaló que la denuncia sería sólo contra la ginecóloga que no hizo la atención adecuada de la madre a punto de parir, y no contra la clínica.
“La denuncia es en principio contra las personas que atendieron a la paciente y que entendemos que por la desidia de esa atención, provocaron el riesgo de vida y ocurrió la muerte. Algunas de las personas han prestado declaración y no en la dimensión que este profesional pretende, por eso estamos esperando pruebas para después correrles las vistas como para contesten oportunamente”, señaló.
Por último agregó que el delito que se le podría imputar a la profesional médica sería el de mala praxis, aunque ello aún no está determinado.