Avanza la renovación de la red de agua potable

LA PRIMERA ETAPA ABARCA EL CASCO HISTORICO DE GENERAL ACHA

Un grupo de operarios comenzó con la primera etapa de renovación de la red de agua potable en el casco histórico de la ciudad. Se trata de una obra que se ejecuta de manera conjunta entre la Cooperativa de Servicios Públicos y la municipalidad. Hace unos días fue declarada de interés público por el Concejo Deliberante achense.
Los primeros trabajos se concentraron sobre calle Charlone, al suroeste, frente a las instalaciones que recibe el agua a través del acueducto que proviene de las bombas ubicadas sobre el acuífero valle argentino. De allí, los obreros avanzaron en dirección a calle Campos. A medida que se hacen las tareas, se mantiene cortada al tránsito la zona afectada a los fines de lograr una mayor seguridad.

En marcha.
La primera etapa que ya está en marcha comprende un total de doce manzanas, incluyendo las parcelas más cercanas. Se trata del tramo entre San Martín y Don Bosco, y Balcarce y Campos. Se presupuestó casi 2,5 millones de pesos para su concreción, lo que se planificó en 360 días corridos. Todo, bajo coordinación de la Administración Provincial del Agua (APA), la Cooperativa y Obras Públicas de la municipalidad.
La concreción de la anhelada obra posibilitará finalizar con las roturas que originaron significativas pérdidas a la entidad solidaria, con cortes del suministro para su reparación e inclusive en muchos casos afectando a las viviendas, ocasionando rajaduras. Es que la red ya agotó su vida útil tras 40 años de servicio.

Interés.
Por otra parte los integrantes del cuerpo deliberativo aprobaron por unanimidad el proyecto de ordenanza que declaró de interés público la ejecución de la obra. En ese sentido fundamentaron que la red de agua potable cumplió 40 años de funcionamiento, de modo tal que su vida útil estaba totalmente agotada, lo que ha ocasionado pérdidas económicas de significancia.
Recordaron que para la realización de la primera etapa, Cosega recibió un aporte a través del Propays por parte de la Administración Provincial del Agua (APA) para la adquisición de los materiales necesarios. Se trata de trabajos que demandarán 10.810 metros de cañerías, y el reemplazo de unas 688 conexiones domiciliarias.