Avanzan en solución a conflicto en barrio

MALVINAS I: TRABAJADORES DE MANTENIMIENTO RECLAMAN EL PAGO DE HABERES ATRASADOS

(General Pico) – Los vecinos del Barrio Malvinas I de esta ciudad mantuvieron una fructífera reunión en la que buscaron una salida al conflicto que mantiene la administración con los dos trabajadores de limpieza del sector, quienes aseguran que les adeudan un dinero importante en concepto de sueldos atrasados y aguinaldos.
El encuentro se llevó a cabo el lunes a la noche en las instalaciones del Barrio Malvinas I, y contó con la participación de medio centenar de consorcistas.
Oscar Orlando Mazzoky junto a Juan Carlos Guzmán, son los dos trabajadores en conflicto, quienes reclaman el pago de haberes atrasados y se quejaron que de hace cinco años que la patronal no le realiza los aportes correspondientes. Este pedido que se hizo público, derivó en que la administradora presentara la renuncia.
En la reunión de la que participaron vecinos que son propietarios de departamentos en el barrio, conocido como el Malvinas Rojo, se analizó la situación y se determinó no aceptar la renuncia presentada por la administradora y por todo el Consejo.
“Se habló sobre la problemática que tenemos en el barrio y a ver cómo vamos a seguir. Se votó por el asunto de las renuncias del Consejo y de la administradora, lo cual no fue aceptado”, dijo Mazzoky en diálogo con LA ARENA.

Deuda acumulada.
El entrevistado dijo que en su caso como en el de su compañero, se trata de trabajadores que tienen 21 y 33 años de antigüedad en el barrio, y aseguró que la administración mantiene una importante deuda con ellos.
“Se nos debe mucha plata a las dos personas que trabajamos en el barrio, con 21 y 33 años de antigüedad cada uno. El otro día nos dieron de baja la obra social y estamos en el aire, no tenemos seguros, no tenemos aportes. Si bien está presentada la declaración jurada, los aportes no están hechos desde 2012. Nos deben como 200 mil pesos a cada uno y de hace cinco años que no tenemos recibos de sueldo. Nos van entregando de a partes, vamos firmando una planilla que tenemos nosotros y eso es lo que nos van dando”, señaló.
El trabajador, que realiza tareas de limpieza y mantenimiento en el importante sector en el que viven muchas familias y estudiantes universitarios, calificó de “muy buena” a la reunión, al considerar que los consorcistas “se pusieron de acuerdo y han tomado riendas en el asunto”.

Recolección de residuos.
Días atrás el secretario de Servicios Públicos de la comuna local, Rubén Recarte, recorrió el barrio, conversó con los vecinos y les aseguró que mandaría algunas cuadrillas para hicieran la limpieza del lugar y recolectaran los residuos, tarea que se había suspendido al desatarse el conflicto.
Tras la reunión que se realizó el lunes a la noche los trabajadores se mostraron dispuestos a retomar con sus tareas mientras una comisión que se conformó a principios de semana, se hará cargo de la administración y del cobro de las expensas, hasta que en una nueva asamblea se designe a un nuevo administrador.
“Nosotros siempre estuvimos predispuestos a colaborar con los vecinos pero desde la administradora nunca hubo respaldo. Se formó una comisión que va a cobrar las expensas mientas nosotros hacemos el trabajo afuera. Eso lo estamos haciendo nosotros pero la gente entendió que era mucha responsabilidad para nosotros y se puso buena voluntad de seguir trabajando en el barrio a cargo de la limpieza, hasta que ellos designen una nueva administración por asamblea”, finalizó.