Balance positivo para Dorila

LA LOCALIDAD NORTEÑA REALIZO OBRAS Y SIGUIO CRECIENDO

Natalia Hollman, intendenta de Dorila, analizó la situación de la localidad norteña que logró varias mejoras durante el 2016 y desde hace tiempo es uno de los lugares buscados para la compra de terrenos y edificación de casas por muchos piquenses.
La población de Dorila fue beneficiada durante el 2016 se recibió, a pocos días de finalizar el año, con una ambulancia nueva para el servicio de salud local. Vehículo que era necesario para hacer los traslados cuando se requiere ir a una localidad vecina para asistir a un centro de mayor complejidad.
Por otra parte, se avanzó con la concreción de 18 cuadras de asfalto, que significaron una importante inversión pero la obra se pudo afrontar porque el pago a la empresa constructora se financió y pautó en cuotas.
En el 2016 no hubo muchos fondos provenientes del gobierno provincial, recordó la mandataria por una cuestión de austeridad administrativa que debió implementar la gestión que asumió en diciembre del 2015. Sin embargo hay buen diálogo con el estado pampeano y se fueron gestionando algunas necesidades.
Dorila siguió con algunas obras durante el pasado año, pero con lo que se recauda de guías de cereales e impuestos municipales no es suficiente para encarar algunos proyectos que requieren una inversión importante.
Hollman recordó que en el 2016 se consiguió la implementación del Programa Provincial de Agua y Saneamiento (Propays), y se comenzaron a mejorar los tableros y el sistema general de bombeo de agua. También, la comuna se propuso avanzar con una obra de nuevo acueducto con caños de mayor capacidad y una ampliación de la red de agua potable, porque esa es una necesidad planteada a partir de los loteos que se realizarán.

Crecimiento.
La realidad de Dorila fue cambiando con los años porque si bien tiene unos 630 habitantes, que son los domiciliados allí, hay que tener en cuenta a otros vecinos que construyeron sus viviendas con los últimos loteos pero mantienen su domicilio en otra localidad. Así se agregaron una media docena de familias que construyeron sus casas mediante los créditos del Procrear y también quienes compraron terrenos pero aún no se radicaron de forma permanente.
El motivo principal para este fenómeno, según la intendenta, tiene que ver con la fuente laboral porque se trata de personas que trabajan en General Pico, y también de aquellos vecinos que consideran a Dorila como un lugar tranquilo que ofrece la posibilidad de descanso durante los fines de semana.
Desde el 2012 hasta la actualidad en Dorila se lotearon y vendieron al menos 100 terrenos, ubicados en la zona lindante a la avenida de ingreso a la localidad y también en un sector suburbano de quintas. Los propietarios de esos inmuebles avanzaron en la construcción pero menos del 50 por ciento se domicilió en la localidad.
Para el 2017, Hollman adelantó que se espera trabajar con más obras públicas avanzando con el Propays, inaugurando viviendas, porque el pasado año la comuna encaró la edificación de casas prefabricadas que estarán listas y con los servicios disponibles en los siguientes días. Y además con otros proyectos a definir.

Pagos al día
La intendenta Natalia Hollman confirmó que la comuna ha mantenido sus cuentas al día y dentro de sus deberes se ha podido pagar en tiempo y forma a todo el personal. La planta del municipio dorilense tuvo depositados sus haberes de diciembre, también el pago del aguinaldo y además la suma fija determinada para los trabajadores estatales. Hollman indicó que organizando la administración y previendo esos gastos de fin de año se pudo cumplir con los empleados sin inconvenientes.