“Balbuceaba y decía que no había hecho nada”

INICIO JUICIO POR TRAGICO SINIESTRO VIAL EN INTENDENTE ALVEAR

Ocho testigos, entre ellos el jefe comunal de Intendente Alvear, Francisco Traverso, prestaron su testimonio en la primera audiencia del debate oral y público que se inició ayer a la mañana en los tribunales piquenses contra el joven que está imputado de haber provocado la muerte de un motociclista el año anterior en la localidad norteña. El debate culminará mañana con la lectura de los alegatos finales. El caso conmocionó y movilizó a la comunidad alvearense que tras el hecho realizó multitudinarias marchas en reclamo de justicia.
El juicio oral y público lo coordina Florentino Rubio, juez de audiencia de la segunda circunscripción judicial de la provincia, y la acusación la lleva adelante el fiscal Damián Campos. El imputado, Juan Pablo Escobar, es defendido por el representante oficial Alejandro Caram. También intervienen en la causa los abogados Armando Agüero y Julio Ballari, que se constituyeron como querellantes.
La primera audiencia del debate fue presenciada por familiares de Sebastián González, el joven motociclista fallecido el año anterior y por estudiantes de la Escuela Normal de esta ciudad.
En el inicio de la audiencia el representante del Ministerio Público Fiscal trazó un relato de los hechos, y luego de ello indicó que a lo largo del proceso, intentará acreditar que Escobar fue el autor de los delitos de homicidio culposo y lesiones graves culposas, en concurso ideal.
Campos relató que durante la madrugada del 12 de abril del año anterior, el imputado conducía alcoholizado y en exceso de velocidad una camioneta marca Chevrolet Silverado por la avenida Sarmiento de Intendente Alvear, en dirección de norte a sur. Además dijo que instantes después, en esa misma arteria, entre la calle Juan José Passo y Avenida España, colisionó a una motocicleta que avanzaba en el mismo sentido. Producto del impacto, falleció González, quien viajaba como acompañante, y Carlos Lobos, quien conducía el rodado menor, sufrió lesiones graves.

Testimonios.
El conductor de la motocicleta fue el primero en brindar su testimonio ante las partes. El joven contó que esa noche compartió una salida con el fallecido, y que al retirarse de un local nocturno salieron a bordo de una motocicleta. El joven relató que en el accidente perdió el conocimiento, y que no recuerda nada de lo sucedido, y explicó que sufrió lesiones craneales y en ambas rodillas. Además indicó que a cerca de un año y medio del siniestro, aún le quedan secuelas, y que recién después de un año se pudo reincorporar al trabajo.
Uno de los testimonios más importantes y extensos, fue el que brindó el policía Walter Ezequiel Acet, quien fue la única persona que presenció el momento en el cual Escobar embistió a los motociclistas.
El efectivo manifestó que al culminar su trabajo como adicional en el local bailable al que había asistido el fallecido, a bordo de su auto particular, emprendió regreso a su domicilio. Cuando circulaba por la Avenida Sarmiento una camioneta lo superó y luego se subió al boulevard central. Así continuó su marcha hasta que colisionó de atrás a la moto que manejaba Lobos y en la que también viajaba González.
El efectivo policial dijo que metros más adelante, recién en un lomo de burro, la camioneta despidió la moto que había quedado enganchada. Además refirió que “Pali” Escobar, como se lo conoce en la localidad al imputado, al bajarse del vehículo, “estaba en aparente estado de ebriedad. Balbuceaba y dijo que no había hecho nada y que se quería ir a su casa”. Luego el efectivo lo retuvo y lo esposó al conductor y participó de su traslado a la comisaría.
A lo largo de los tres días, se espera que presten testimonio cerca de una treintena de testigos, en su mayoría vecinos de la localidad alvearense, peritos y los policías locales que participaron de la investigación del hecho. Mañana las partes presentarán sus pretensiones respecto al resultado de este proceso, y la próxima semana se conocerá el fallo.

Compartir