Basurero: inspeccionan tareas de saneamiento

CLASIFICARAN LOS RESIDUOS EN CATRILO

Con el objetivo de disminuir la contaminación ambiental, la Municipalidad de Catriló trabaja en el basurero en el soterramiento de los residuos acumulados, buscando ampliar el predio ya que se proyecta el cerramiento del lugar para la clasificación y recuperación de elementos.
El intendente Ricardo Delfino junto al secretario de Obras y Servicios Públicos, Favio Molina, recorrieron el predio del basurero comunal en la semana y se refirieron a las tareas que se llevan a cabo. Los trabajos son solventados en gran medida por aporte de la Secretaría de Asuntos Municipales.
Según explicaron la primera etapa consiste “en la quema de material y luego un ordenamiento en la manera de la descarga de los desechos urbanos, ya se hizo un canal de unos 150 metros de largo por casi 3 metros de profundidad para las tareas de soterramiento de basura vieja compactada a la que se le va a agregar nueva y una capa de tierra buena para hacer un prensado en el terreno”.
“Este tipo de trabajo se va a repetir hasta recuperar espacio físico del predio para comenzar la segunda etapa que será el cerramiento del lugar y la de clasificación y recuperación para reciclado de elementos: metales, plásticos, vidrios, y otros”.
Molina relató que en el lugar “trabaja una topadora para lograr tener mayor espacio ya que el basural se encontraba colapsado y se dispuso de personal semipermanente para comenzar con una tarea de dirección para que no se tiren desperdicios por cualquier lugar del predio y a su vez limitar el ingreso al lugar por un tema de seguridad”. Agregó que desde el área comunal “se encuentran desarrollando un programa para clasificar la basura y lograr así evitar futuros problemas”.

Carrizales.
También “se están manteniendo reuniones con profesionales para la recuperación de los carrizales que están destruidos casi en su totalidad, el paso de los años, la falta de mantenimiento y el mal uso fue un cóctel fatal para ese proyecto”.
“Hoy nos encontramos con los servicios atmosféricos que descargan de manera clandestina las aguas negras de los vecinos”, señaló.
Delfino, por su parte, indicó que entre las proyecciones “está llevar energía eléctrica al lugar, instalar un pozo para extraer agua (para la limpieza), colocar una casilla de material para los empleados y hacer un lugar en donde clasificar y prensar lo recuperado”. Y fue cauto, al señalar que hay que ir “paso a paso, ya que son muchas las tareas que hay que encarar y todo cuesta mucho dinero”.

Compartir