Bogino pidió que tomen “en serio” problemática hídrica

INUNDACIONES: INTENDENTE VOLVIO A FUSTIGAR A VIALIDAD NACIONAL

El jefe comunal de Embajador Martini reiteró duras críticas a los funcionarios de VN porque no se construyen los alteos en esa localidad y en el tramo entre Eduardo Castex y Winifreda. Cuestionó que desde Buenos Aires “no saben lo que significan las rutas en los pueblos”.
EDUARDO CASTEX – El intendente de Embajador Martini, Ariel Bogino, reiteró sus reclamos públicos para que la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) tome “en serio” el problema de las inundaciones en el norte pampeano y “levante las rutas nacionales”.
“El que no vive en el pueblo y está en Buenos Aires, no sabe el significado de una ruta para un pueblo”, se quejó el jefe comunal frepamista. La frase -indudablemente- está dirigida directamente a los funcionarios macristas de la DNV que deben autorizar la ejecución de las reclamadas obras que están generando enormes inconvenientes y pérdidas económicas en la región.
En la localidad norteña el agua no alcanzó a ingresar a la zona urbana, pero hubo evacuados y autoevacuados en la zona de quintas, donde el avance de las aguas obligó abandonar los predios rurales. La ruta nacional 35 quedó clausurada, desde finales de marzo, por la crecida de la Laguna Chadilauquen, que cubrió el pavimento superando los 50 centímetros en el momento de máxima tensión.
Los caminos vecinales también están afectados. Y el gobierno provincial rápidamente construyó un alteo en la ruta provincial 2, entre Embajador Martini e Ingeniero Luiggi, para evitar el aislamiento de estas poblaciones.
El intendente radical Ariel Bogino ya pidió a los funcionarios de Vialidad Nacional que “se despierten” y construyan los alteos en la ruta 35. El martes volvió a cargar contra la repartición que depende del ministerio de Transporte de Nación, a cargo de Guillermo Dietrich, en declaraciones formuladas a la dirección de Prensa del Centro Cívico.
“Necesitamos que Vialidad Nacional tome esto en serio y levante las rutas nacionales. El que no vive en el pueblo, y está en Buenos Aires, no sabe el significado de una ruta para un pueblo”, se quejó Bogino.
“Con la ruta cortada, tanto nosotros como Winifreda, Eduardo Castex o Rancul, nos mata al pueblo. No entra un grano de cereal, y no hay ningún movimiento porque no circula nadie por la ruta”, planteó el jefe comunal norteño.
La problemática hídrica también se extiende a los caminos vecinales. “Todos los caminos vecinales están en muy malas condiciones. Desde el municipio le damos solución, aunque en no todos los caminos podemos brindarla”, reconoció Bogino.

Red terciaria.
El intendente de Ingeniero Luiggi, Oscar Zanoli, destacó el trabajo conjunto de seis municipios norteños para explotar una cantera con maquinaria de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), para ejecutar trabajos de mejoras en las redes terciarias.
El “asociativismo” de los municipios de La Maruja, Pichi Huinca, Caleufú, Arata, Ingeniero Luiggi y Embajador Martini se generó porque la zona está anegada y no cuentan con el material necesario para solucionar el tema. “La situación es complicada, genera hasta tensiones entre vecinos, porque nadie quiere el agua y el tiempo no nos está acompañando”, destacó.
Los jefes comunales y los funcionarios de la DPV acordaron que distribución la realice el organismo provincial cargando los camiones y realizando el traslado, y después cada municipio haga la distribución en la red terciaria. “Necesitamos 50.000 metros cúbicos de tosca para afectarlas a la red terciaria, dividimos los metros cúbicos para cada localidad y esto requiere una logística, tanto para el traslado como para el acopio y la distribución”, dijo Zanoli.

“Muy preocupados”.
El intendente de La Maruja, Gustavo Cein, detalló que los caminos vecinales están destruidos. “Estamos muy preocupados. Tenemos que reconstruirlos más en las zonas bajas, hacer un entoscado para poder sacar la producción agropecuaria”, explicó.
La Maruja sufrió la caída de entre 400 y 500 milímetros en menos de 35 horas. “Tuvimos zonas anegadas y gente evacuada. La posibilidad de la cantera que tenemos cerca nos podrá dar solución a seis o siete localidades”, dijo.
Finalmente, admitió que esta situación “es un problema muy grave para la provincia, ya que luego de solucionado el tema de los caminos, hay que ver cómo se recuperan los campos afectados de la zona”.