Boicot: “Pienso que serán personas que no están bien”

WALTER MARCOLINI, INTENDENTE DE GENERAL ALVEAR REPUDIO A LA FUCHAD

El intendente de General Alvear, Walther Marcolini, dijo que lamentaba el nivel de agresividad de los dirigentes de la Fundación Chadileuvú, la ONG santarroseña que la semana pasada llamó a realizar un boicot contra los productos que Mendoza produce utilizando el agua del Atuel. “Es una irracionalidad, quiero pensar que son personas que no se encuentran bien”, dijo el jefe comunal alvearense en diálogo con Sitio Andino, un portal de noticias del sur mendocino.
Tal como informó LA ARENA, la Fuchad llamó la semana pasada a iniciar un boicot pacífico a los productos elaborados en el sur mendocino, donde las chacras son regadas con aguas captadas del río Atuel, el mismo que hace 60 años embalsaron, dejando un desierto en el oeste pampeano. “Hay que hacer cosas más agresivas, porque se quieren quedar con todo”, había dicho Héctor Gómez, presidente de la ONG.
“Nos llama la atención y lamentamos el nivel de agresividad con el que tratan el tema por que manifiestan que tanto General Alvear como San Rafael han robado el progreso de La Pampa por el río Atuel, un planteo equivocado y la verdad que nos preocupa”, le dijo a Marcolini a Sitio Andino.
“Es una irracionalidad, quiero pensar que son personas que no se encuentran bien, por las formas y la agresión en la que encaran el tema y las declaraciones que hacen que son durísimas y que van a organismos internacionales como el comité de Naciones Unidas sobre el agua, donde pretenden plantear el boicot para que en Europa no se consuma el vino mendocino, por ejemplo”, añadió.

Agresividad.
En otro tramo de la entrevista, Marcolini manifestó la oposición del gobierno del municipio de Alvear al “nivel de agresividad” y aseguró que el gobierno de La Pampa estaba utilizando a la Fuchad “para escalar en el conflicto”.
A pesar que las distintas instancias que se han manifestado respecto al viejo conflicto por el Atuel han dado la razón a La Pampa, como lo hicieron los relatores de la ONU sobre el derecho humano al agua, Marcolini opinó que el llamado al boicot eran un acto de desesperación de los pampeanos: “Ven que se van quedando solos, aislados porque es irracional en la forma en que lo hacen y tratan de escalar en base a la prepotencia y agravio a estos pueblos”.
“Son algunos sectores y el Gobierno; brego por una instancia de diálogo y espero que esto quede en expresiones verbales y no se avance sino sería muy triste y problemático para la relación entre las provincias y también sobre la situación del país. Salir a mostrar un conflicto interno a nivel internacional no le hace bien a nadie y perjudica al país, con la necesidad que tenemos de insertarnos en el mundo”, concluyó.

Compartir