Buscarán el ordenamiento de taxis y remises en Pico

EL CONCEJAL HECTOR VIOLA TRAZO UN BALANCE DEL AÑO LEGISLATIVO

(General Pico) – El concejal piquense Héctor Viola (Partido Justicialista) trazó un balance positivo del año legislativo local (su primer año en la función pública), y dijo que aún queda pendiente llevar a cabo un ordenamiento serio del servicio de taxis y remises de la ciudad. Además se refirió a la discusión que se dio la semana anterior en torno al otorgamiento de un bono navideño a más de dos centenares de trabajadores monotributistas, y cargó contra algunos sectores de la oposición.
“El balance debe ser positivo. Muchas veces los proyectos se han demorado, porque surgen planteos de las distintas partes, pero se trata de sacarlo de la mejor de las maneras para cometer la menor cantidad de errores”, dijo.
“Queda todavía ver si podemos terminar de una vez por todas de resolver el tema de los taxis y remises de la ciudad para que esté ordenado el servicio. La participación es cada vez más escasa”, indicó.
“Comenzamos el año con una gran cantidad de representantes de agencias de taxis y remises participando de las reuniones, y cuando fuimos a tratar en la última sesión el tema de los aumentos, nos encontramos sólo con una representante de las remiseras y con un solo representante de los taxistas, y una vez que las cosas están cerradas, comienzan las objeciones y las críticas, pero al momento de participar no aparece nadie”, agregó.

Decisión política.
El edil oficialista además se refirió al debate que se generó días atrás en el cierre de sesiones anuales, sobre el otorgamiento de un bono navideño a los trabajadores monotributistas. El Ejecutivo municipal había ingresado un proyecto para otorgarles 1.200 pesos en tres vales de alimentos para gastar en tres comercios del medio elegidos por la comuna. Tras un profundo debate sobre la modalidad de implementación de este bono, se decidió otorgar la totalidad de la suma en efectivo para que cada trabajador tenga libre disponibilidad de ese dinero.
“Estamos convencidos que bajo ningún punto de vista se modificó la decisión política que había tomado el intendente (Juan José Rainone) de dar 1.200 pesos, y la discusión se planteó en torno a la modalidad. Después de ese debate cada uno fijó su posición, se pasó a un cuarto intermedio y una vez más el intendente fue el que tomó la decisión final”, señaló.
“Lo que se hizo fue consultarlo, se le explicó cuál era la propuesta y pidió diez minutos para hablar con sus funcionarios y transmitirles lo que ocurría. Luego llamó para decir que aceptaba que esa fuera la modalidad. La decisión política del intendente nunca estuvo en juego y no se dio marcha atrás ni se puso en duda, fue la que se respeto, la que se votó, e incluso la oposición estuvo de acuerdo con la decisión política porque la voto”, ahondó.

Soberbia opositora.
Viola subrayó que si bien se cambió la modalidad de otorgar el beneficio, esto “no alteró la cuestión de fondo”, y se mostró crítico con algunos bloques de la oposición.
“La oposición tenía un proyecto que no decía cantidad ni como se iba a pagar, ni cuando. Querían pero no sabían cómo. Quedó claro que algunos concejales hablaban de la soberbia y la tozudez del peronismo, pero se los escuchó y consultó. Soberbia sería no querer reconocer que se fue un gobierno nacional y quedó con algunos focos de corrupción importantes y parece mucho reconocerlo, soberbia es también no reconocer que este gobierno nacional está haciendo una transferencia a los sectores de mayores recursos que va en desmedro de gran parte de la sociedad que se paga con tarifazo”, disparó.
Por último, en referencia a la situación laboral de los monotributistas, manifestó que el jefe comunal ya se comprometió a que pasen a ser “contratados con aportes”, que es el paso previo a su ingreso a planta permanente.