Caminata solidaria en Eduardo Castex

ALUMNOS ENTREGARON DONACIONES AL ASILO DE ANCIANOS

Alumnos de la Escuela 227 realizaron una caminata solidaria y compartieron una jornada con los adultos mayores del Asilo de Ancianos de Eduardo Castex, que incluyó una “guitarreada” y actividades de entretenimientos. La actividad está enmarcada en un proyecto institucional del establecimiento educativo castense, que se realiza en el marco de la conmemoración del Día del Estudiante Solidario.
“Nuevamente estamos llevando adelante esta acción institucionalizada, porque así concluimos esta actividad que fue intensiva durante toda la semana”, explicó la directora Mónica Ranocchia a este diario.
El Día del Estudiante Solidario se conmemora el 8 de octubre, en reconocimiento a la labor solidaria que diariamente llevan adelante los estudiantes argentinos. Así se homenajea a los nueve alumnos y la docente de la Escuela ECOS de Buenos Aires, que fallecieron en un accidente, cuando regresaban de realizar una actividad solidaria en la Escuela 375 de El Paraisal en Chaco.

Música y donaciones.
Los alumnos se trasladaron desde el establecimiento educativo ubicado en el sector este de Eduardo Castex, hasta el edificio del Asilo de Ancianos que está en la zona céntrica. La denominada “Caminata Solidaria” fue encabezada el viernes por las docentes.
“Los alumnos en la semana trabajan sobre todos los aspectos de la Educación Vial y terminamos en el Hogar de Ancianos para entregar dinero en efectivo y mercadería para los abuelos”, explicó Ranocchia.
La delegación educativa recolectó previamente más de 8.100 pesos. Y entregaron las donaciones a la presidenta de la Asociación Damas de Beneficencia de Eduardo Castex, María Angélica Rebollo. Las docentes destinaron 3.160 pesos para la compra de carne, alimentos no perecederos, verduras, frutas y artículos de limpieza; y entregaron los 5.012 pesos en efectivo para gastos de la entidad que cuida de los adultos mayores.
Después los alumnos comenzaron a interpretar canciones y compartir entretenimientos con los abuelos, para permitirles disfrutar de “una jornada distinta”. “Hoy concluye una actividad que fue intensiva durante toda la semana”, destacó.
Rebollo agradeció la colaboración de la entidad educativa, y de la sociedad castense que acerca donaciones y colabora con la institución para que puedan continuar con esta labor altruista de albergar una decena de personas que no tienen dónde residir, o no tienen sus familias en este medio para que los puedan cuidar en esta etapa de sus vidas.