Camps: “Era inimaginable años atrás”

LA COOPERATIVA ELECTRICA DE WINIFREDA CERRO BALANCE ANUAL CON IMPORTANTE SUPERAVIT

El balance anual de la Cooperativa Eléctrica de Winifreda (CEW) arrojó un superávit muy importante de 1.055.000 pesos. El Consejo de Administración presentará los números y la memoria del ejercicio económico 67, comprendido entre el 1 de enero al 31 de diciembre de 2016, durante la asamblea general ordinaria, que se realizará mañana, a las 8, en la institución.
El acto incluye la renovación parcial del consejo directivo y los dos síndicos. Oficialmente comenzará una hora después de fijada en la convocatoria cualquiera sea la cantidad de socios presentes.
“El resultado operativo de la cooperativa es muy positivo dado que supera el millón de pesos. Esto era algo inimaginable hace cuatro o cinco años, por eso nos causa mucha alegría y entusiasmo dar esta información a los asociados”, expresó el gerente Hernán Camps.
“El saldo favorable del balance no es más que un reflejo del trabajo realizado por la cooperativa durante todo un año y está dado en su mayoría por las obras concretadas en el sector eléctrico, principalmente un desarrollo muy interesante de la electrificación rural, el cobro del seguro de líneas rurales más la compra de vehículos y bienes de capital que tienen una incidencia directa en el resultado final”, comentó Camps.

“Mejoró notablemente”.
La economía de la CEW mejoró notablemente el año pasado comparado con el período 2015, que cerró con 130 mil pesos favorables. “El panorama es más que promisorio y esperamos consolidar esta tendencia con el correr de los años para que tengamos una cooperativa cada vez más fuerte para todos los usuarios de Winifreda y localidades interconectadas (Conhelo y Rucanelo) porque es la forma que tienen de poder exigir mejores servicios e inversiones y quienes están circunstancialmente en el Consejo de Administración o en la gerencia, como es mi caso, dar respuestas a las demandas, planificar y contribuir al desarrollo integral de la zona, como ha sido siempre nuestra meta de trabajo”, agregó Camps.
Consultado sobre si el reacomodamiento tarifario ayudó a que la entidad no tuviera déficit, respondió que los aumentos de tarifas tendrán una fuerte incidencia en el período 2017 aunque los nuevos valores de 2015 y 2016 permitieron disminuir el gasto operativo del sector eléctrico, que dio un saldo positivo.

Inversiones y pacto.
Camps precisó que las inversiones previstas para este año y el siguiente son la puesta en funcionamiento del tendido de fibra óptica para optimizar el servicio de Internet, la apertura de la fábrica de columnas y la renovación total del alumbrado público municipal, concesionado a la entidad, mediante el recambio de las luminarias de vapor de sodio y sus respectivos artefactos por equipos de tecnología LED, obra que abarcaría la zona urbana y el acceso oeste, que conecta con la ruta nacional 35.
Reveló que la CEW “no pudo cobrar” un saldo de $161 mil de 2014 correspondiente al Pacto Eléctrico Federal. “Tampoco nos han pagado el saldo de 2015 que asciende a 1.016.000 pesos el cual ya está aprobado por Nación, aguardamos que en algún momento nos depositen ese dinero. Y hay otro componente de $106 mil que está pendiente de aprobación”, puntualizó.
La CEW registra un pasivo de 4.446.000 pesos con la Administración Provincial de Energía (APE) de facturas impagas por compra de energía durante los años en que las finanzas de la entidad estaban complicadas. “Estamos haciendo las gestiones para regularizar esa situación, la idea es firmar un plan de pago e ir cancelando (las cuotas) con el recibo de compra de energía”, señaló.

Cumplimiento de contribuyentes “es muy bueno”
Hace dos meses que la municipalidad cobra las tasas comunales a través del recibo de la luz. “El cumplimiento de los contribuyentes es muy bueno, ha superado las expectativas que teníamos”, afirmó Camps y dio este dato: “Del período septiembre 2017 llevamos recaudado más del 82% lo cual indica que no se ha resentido la cobranza de los servicios que presta la cooperativa y por ende ha aumentado la cobranza de los servicios municipales”.
Consultado sobre si hubo vecinos que pidieron que les quitaran la facturación municipal de la boleta, respondió que no recibió esas inquietudes sino otras. “Sobre un universo de 1.320 referencias municipales hemos tenido que hacer ajustes en 40 casos, son frentistas que solicitaron que no le facturemos en determinado recibo sino en otro”, apuntó.
Camps, de profesión abogado, salió al cruce de los concejales de Propuesta Frepam, quienes pusieron en duda la legalidad del convenio de recaudación que rubricaron la CEW y el municipio para implementar la nueva modalidad de cobro. “Puedo decir que si no considerara que fuera legal no lo habríamos firmado. Ellos confunden legalidad con una cuestión de conveniencia u oportunidad política, que es distinto”, lanzó.
“La cooperativa recibió una oferta del municipio para hacer esta cobranza, la aceptamos porque consideramos que podemos contribuir ambas instituciones a mejorar los servicios y constituye el máximo acto de equidad en el desempeño de las cargas públicas”, agregó.

“Legalidad”.
Recordó que el gobierno municipal anterior brindó el servicio de alumbrado público por su cuenta “arriesgando gente que no estaba en el convenio colectivo respectivo, trabajando sin seguridad en nuestras redes con tensión y era deficitario en alrededor de $70 mil por mes y como agravante el municipio recaudaba el 42% de la tasa. El hecho de recuperar el convenio de concesión del alumbrado en 2015 y en forma simultánea rubricamos el convenio de concesión del agua potable, que nunca lo habíamos tenido y vino a consagrar una manda que está en la Constitución de La Pampa”.
“Lo que hemos venido haciendo con el municipio es dándole legalidad y estableciendo una relación muy propicia para hacer arreglos, mantenimientos e inversiones”, finalizó Camps.