Carignano: El JIN 11 es como si fuera mi hijo”

DIA DE LOS JARDINES DE INFANTES

“(El JIN 11 de General Acha) es como si fuera mi hijo. Yo no formé una familia, y dejé todas mis energías en esa institución. Iba a las 7.30 y volvía a mi casa a las 18. Me tomé eso con gran responsabilidad. Aprendí de un grande de Castex que el director tenía que abrir y cerrar la escuela. Y es como si fuera un hijo, que hoy lo veo caminar solo, como cuando un padre observa a su hijo que ya se recibió y tiene su familia”, reflexionó la maestra jardinera jubilada castense Liliana Carignano.
Hoy se conmemora el día de los Jardines de Infantes y de las maestras jardineras, y ella tendrá un doble festejo: celebrar su día y también que recientemente se impuso su nombre al JIN 11 de General Acha. “Vivo a una cuadra de la institución y lo veo que tiene vida, que laten, que siguen, que se equivocan, que crecen y eso a mi me da mucha alegría. No extraño ir al JIN, lo estoy viendo que vive. Aparte voy, entro, salgo, las reto, me retan, tenemos una muy linda relación, y siento mucho orgullo de esa institución”, dijo -emocionada- en una comunicación
telefónica con Radio Don de Eduardo Castex.
La maestra jardinera castense tiene una amplia trayectoria en la docencia. Comenzó en Conhelo, siguió en Monte Nievas, pasó por Luan Toro, continuó en Winifreda, y en 1980 llegó a la Escuela 195 de Eduardo Castex. Ahí estuvo hasta 1988. Aclara que esos ocho años estuvo “en la gran y mejor Escuela 195, la de atrás de la vía”.
“Ahí -siguió- estuve hasta que llegó un telegrama que se estaban creando los JIN y tenía la posibilidad de acceder a este cargo. Y con el coraje y osadía de una persona de 32 años me vine a organizar una institución” a General Acha, recordó.
“Salí con mi bolsito y la mochila de ilusiones y me vine para General Acha. Es una comunidad muy distinta a Eduardo Castex, también geográficamente. Hoy este es mi lugar. Estoy feliz de estar acá. Estoy muy comprometida con las cuestiones sociales del lugar. Es una comunidad compleja, pero atrapante y está muy buena vivirla. Acá tenemos los tres tipos de relieves, es un
paisaje muy bello y se puede dialogar muy bien con la naturaleza”, resaltó.

“Gran responsabilidad”.
En el JIN 11 de General Acha cuando surgió la posibilidad de imponer un nombre, surgieron dos nombres. Liliana Carignano fue impulsado por un grupo de docentes, pero la maestra castense propuso un nombre indígena.
El más votado fue Liliana Carignano. Y así la institución educativa achense adoptó el nombre de la docente castense. La votación se realizó el 11 de agosto del año pasado. El 2 de diciembre “salió” la resolución de la cartera educativa pampeana. Y el acto se realizó el miércoles pasado, porque fue en las vísperas de la conmemoración del homenaje a Rosario Vera Peñaloza, y coincidiendo con la celebración de María Auxiliadora, dado que la homenajeada es devota de la patrona del agro argentino.
Carignano dejo algunas definiciones que la pinta de cuerpo entero. “Amo la educación pública”, aseguró; “me tome la responsabilidad de llevar adelante mi trabajo con profesionalidad”, destacó; “cuando me entere de este homenaje pase por todos los estados emocionales, pero desde el lugar de la razón significa una gran responsabilidad civil que un establecimientos educativo lleve tu nombre”, reflexionó.
“En esto Castex tiene mucho que ver porque mi formación nació en ese pueblo con los grandes maestros que siempre tuvo Eduardo Castex”, resaltó.

-Carignano, es una gran satisfacción que estos reconocimientos se hagan en vida.
-Sí, no lo puedo explicar. Son muchas palabras. Es muy bueno que uno pueda disfrutar el reconocimiento. Cuando uno ya se fue, lo disfrutan los familiares y los conocidos. Y esto es muy bueno, pero es una responsabilidad civil y seguir luchando, estudiando y trabajando por
la infancia.