Catriló: siguen anegados algunos caminos rurales

LAS ULTIMAS LLUVIAS SE LLEVARON ALTEOS

El agua de lluvias acumulada en los caminos rurales, algunos de ellos actualmente intransitables, son el objetivo principal a resolver por parte del municipio de Catriló que dispuso maquinarias y personal para realizar trabajos de desagotes y alteos. En la semana la Provincia podría declarar la emergencia agropecuaria en algunas zonas de la jurisdicción.
Entre 600 y 700 milímetros de lluvias se registraron desde fines de marzo a la fecha en Catriló. Las primeras precipitaciones, donde alcanzaron casi 500 milímetros en algunas zonas llevó a que personal comunal trabaje intensamente para desagotar las arterias del ejido rural. Sin embargo el agua acumulada en la semana volvieron a poner en jaque los caminos y muchos de ellos quedaron intransitables.
Una de las zonas más complicadas es la de Ivanowsky, al sur del pueblo, donde un camino que había sido alteado quedó nuevamente inundado. “El agua caída se llevó un alteo que se había realizado en las últimas semanas en una calle. Hay caminos en los que aún no se pueden trabajar porque no hay piso, no podemos meter las maquinarias”, señaló el intendente Ricardo Delfino.
Ayer personal y maquinarias de la comuna trabajaron intensamente en arterias rurales del suroeste. Y una vez que baje un poco el agua, las tareas comenzarán en la zona de Ivanowsky.
Delfino confió que en la semana tendrá reuniones con funcionarios de la Provincia, y pedirá que se declare la emergencia agropecuaria en algunas zonas de bajos, donde los productores no pueden sacar cereales o la hacienda.
“La red terciaria está muy venida a menos y hay calles que quedaron prácticamente intransitables”, señaló el jefe comunal quien agregó que hay productores rurales que “utilizan los campos vecinos para poder entrar a sus establecimientos.
También en la zona urbana hay calles que quedaron muy dañadas por el uso “irresponsable” de vehículos de transporte de granos, hacienda u otras cargas. El municipio elevará un proyecto al Concejo Deliberante para prohibir el tránsito de camiones y maquinaria en el ejido urbano, y tengan obligatoriamente que estacionarlos en la periferia.

Cayupán.
Otro sector con muchas complicaciones es el de Cayupán, al noreste de Catriló, en zona de quintas. Operarios municipales están trabajando en el desagote de las arterias, pero enseguida vuelve a subir al agua debido a que las napas están a escasos centímetros de la superficie.
Hay pobladores que tienen sus viviendas allí y se les complica el tránsito vehicular. Las arterias más complicadas son las que conducen al basurero, que corre de norte a sur paralela a las vías del ferrocarril, y otra que corta a ésta.