Cayó prófugo que iba armado en un taxi

TENIA IDENTIDAD FALSA Y HACIA UN AÑO QUE ERA BUSCADO POR LA JUSTICIA DE RIO NEGRO

(General Acha) – El juez de Control Héctor Alberto Freigedo dictó la prisión preventiva contra el hombre acusado de haber tenido en su poder un arma de fuego cargada, y sin contar con la documentación pertinente, al momento de ser interceptado por efectivos de la comisaría de esta ciudad. Se trasladaba junto a su pareja, en un taxi contratado en la provincia de Río Negro. Luego se constató que tenía un pedido de captura ordenado por la Justicia de Viedma.
La determinación del magistrado se produjo durante la audiencia de formalización llevada a cabo ayer pasadas las 16 en la sala del edificio judicial de calle Don Bosco 665. En la oportunidad, el fiscal sustituto José Luis Coito informó al implicado el hecho que se le atribuye haber cometido, al igual que su correspondiente calificación legal. El detenido estuvo asistido por el defensor oficial sustituto Juan José Hermúa.

Declaración.
Antes de realizarse la audiencia, el imputado fue trasladado hacia dependencias de la fiscalía, donde prestó declaración después de haber recibido el asesoramiento legal de la defensa. Lo propio hizo su pareja, quien posteriormente recuperó la libertad, debido a que se constató que el arma de fuego estaba en poder de la persona identificada como Loreto San Martín (35 años), oriundo de General Roca, informó prensa de la fiscalía.
La pareja viajaba desde Río Negro, en un taxi contratado en esa ciudad, pero su chofer desconocía por completo los antecedentes del hombre, mucho menos que iba armado. El Fiat Siena (dominio NXC-565) perteneciente a la empresa Comahue, fue interceptado por personal de la comisaría pasadas las 3 de ayer, en momentos que se encontraba en la terminal de ómnibus ubicada frente al acceso a General Acha, a la vera de la ruta nacional 152.

Orden.
Posteriormente, y una vez efectuadas las comunicaciones de rigor, se constató que el hombre en realidad hacía un año que estaba prófugo. Tiene un orden de captura ordenada por el Complejo Ejecución Penal 1 de Viedma (Río Negro), tras haber sido condenado a una pena única de 15 años y 6 meses de prisión de efectivo cumplimiento, por haber sido declarado responsable de numerosos delitos cometidos contra la propiedad. Por ese motivo también se informó al organismo judicial que ordenó su captura, para que enviara una comisión policial en su búsqueda.
Durante la jornada de ayer también se llevó a cabo una requisa en el taxi que trasladaba al imputado y su pareja, lo que posibilitó secuestrar una pistola 9 milímetros, cuya numeración estaba limada. Además, el arma de fuego tenía una bala en recámara y doce municiones en cargador, por lo que estaba lista para efectuar disparos.