Cerraron un comedor

Recientemente, debido a la escasez de asistentes, fue cerrado el comedor municipal de Victorica. Estos últimos días, había que recurrir a un frezzer para guardar las viandas que sobraban en el comedor municipal. De 72 niños, solo concurrían tres o cuatro. El 24 de diciembre se cocinó pollo asado para 30 personas y solo asistieron 7 ese mediodía.
"Es raro lo que sucede, sobre todo teniendo en cuenta que la situación económica del país no es óptima", indicó el intendente, Hugo Kenny, al ser consultado por LA ARENA.
De 72 niños que asisten en tiempo escolar, solo tres ó cuatro estaban yendo los últimos días. El jefe comunal decidió cerrar el comedor y asistir con un bolsón de mercadería semanal. "Lo mismo haremos con las viandas y en la colonia de vacaciones reforzaremos las colaciones", explicó.
Los menús que ofrecía el comedor municipal eran diversos y se alternaban entre milanesas, pastel de papa, pizzas, guisos, estofado y postres.