Comienzan a pagar indemnizaciones

CIERRE DEL FRIGORIFICO GENERAL ACHA

La planta frigorífica que cesó su actividad, comenzaría hoy a abonar la indemnización a sus empleados despedidos. Los ex operarios reclamaron por diferencias en esas liquidaciones.
Los trabajadores cesanteados del Frigorífico General Acha (FGA) comenzarían a cobrar hoy su indemnización, aunque con diferencias que se discutieron con la parte gremial.
El Sindicato de la Carne, con el secretario adjunto Hugo González y el asesor Fernando Buteler llegaron el lunes a General Acha para reclamar por las indemnizaciones y realizaron su presentación ante la Delegación de la Subsecretaría de Trabajo.
Se consideraron inexactas las liquidaciones presentadas por la empresa. Uno de los montos cuestionados es el del período vacacional por los ejercicios 2016 y parte de 2017, ya que la relación laboral se mantuvo hasta mediados de marzo del corriente año. La planta tuvo un período de inactividad desde el 19 de enero, pero no volvió a abrir “por falta de materia prima”, según se comunicó a los operarios.
Al respecto, Valentín Wentenao, que se desempeñó como delegado gremial en el FGA, explicó que el personal que superaba los 10 años de antigüedad debe ser doblemente notificado de la cesación por despido, lo que a criterio de los operarios, el frigorífico no había cumplido.
Otro de los aspectos cuestionados fue el relacionado con la antigüedad, dándose casos como un empleado que ingresó a la planta frigorífica en 2005 figuraba a partir de 2014 y otro de 2002 inscripto desde 2008.

Particular.
Valentín Wentenao hizo una ilustración acerca de su problemática particular y explicó que por análisis efectuado se le adeudarían unos 70.000 pesos, de los cuales le tendrían que abonar 35.000 por la primera parte comprometida. Un monto similar se liquidaría dentro del concurso de acreedores, para lo cual se recurriría a método de pronto pago.
La primera parte de la indemnización está previsto abonarla en tres cuotas con vencimientos a mediados de abril, mayo y junio, para completar el 50% a cada uno de los ex empleados, por lo que hoy se haría la primera de esas acreditaciones.
Con referencia lo que le corresponde, Wentenao señaló que -como a muchos- desde el Sindicato se trata de establecer el modo en que el Frigorífico le acreditará el monto adeudado para la segunda o tercera cuota o entre ambas, ya que la primera ya no se puede modificar.
Wentenao también reclama por la actualización de haberes por hora, que rondaría un incremento de 1.300 pesos por mes, más los salarios por 17 días de marzo, cuando los operarios fueron notificados del final de su relación de dependencia con la patronal.
Además reclama el doble preaviso de despido, por tener 14 años de antigüedad, lo que sumaria otros 40 mil pesos y por las vacaciones no gozadas en término. “70.000 pesos sería el total de la diferencia con lo que me quedarían 35.000 al concurso después de los 35.000 que me deban pagar en cuotas”, dijo, con unos 10.000 pesos mensuales menos, por liquidaciones que a su criterio resultan escasas.

Todos.
“A todos les pasa mas o menos lo mismo”, aseveró el desempleado, señalando que de los 127 asalariados, solamente se deben exceptuar de esa medida a pocas personas de la administración y otros que son dirigentes y además percibían un sueldo por sus tareas dentro de la planta frigorífica. “Ellos están despedidos como nosotros”, afirmó.
Wentenao concluyó diciendo que los desempleados “estamos ansiosos por cobrar”, aunque hayan sido mal liquidados, por la necesidad puntual de cada trabajador y sus familias.

Compartir