Comisario niega desidia en caso de usurpación

DENUNCIA EN MIGUEL RIGLOS

El comisario de la localidad de Miguel Riglos, José Picco, dialogó con este diario para “desmentir totalmente” a una vecina que ayer denunció a personal policial de esa dependencia por no actuar en un caso de usurpación de su vivienda. “Nadie acá le negó atención ni la insultó, se hizo lo que está dentro del marco legal, nosotros no podemos resolver un tema que es la de Justicia”, señaló el policía.
Teresa Quiroga, vecina de Miguel Riglos, denunció públicamente ante LA ARENA que su hijo de 17 años y su concubina de 16, le usurparon su casa y no la dejan ingresar, situación que hace que ella y otra hija de dos años viva prácticamente en la calle. Asimismo se quejó de las autoridades locales, entre ellas la municipalidad y la policía. “Me tienen de acá para allá y no me solucionan mi problema”, dijo.
También hizo una grave acusación contra la policía asegurando que un oficial no le quiere tomar denuncias y la ha maltratado cada vez que plantea su caso. En tanto señaló que nunca pudo hablar con el comisario (José Picco) porque no se lo permiten los subalternos.

“Nada es cierto”.
Ayer el comisario Picco, responsable de la comisaría Departamental de Riglos, respondió a los dichos de Quiroga. “Es feo verse en un diario acusado de cosas que no son ciertas, pero además de alguna manera nos trae problemas porque intenta mancharnos ante la superioridad. Desmiento totalmente lo que les ha dicho a ustedes -por este diario- y acá están las pruebas a disposición de quien quiera. Vayan al Juzgado de Paz donde hay un expediente enorme sobre este tema”, se quejó el uniformado.
“Les agradezco que me permitan expresarme, uno trabaja con todas las ganas y duele que gente así trate de ensuciarte. A esta señora la atendimos muchas veces, desde hechos de violencia familiar con una ex pareja a la que le han dictado la exclusión, y también cuando fue por el tema que denuncia. Hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance”, agregó.
“No es cierto que no le queremos tomar denuncias y menos que las que hizo no les dimos curso. Pero no quiere entender que nosotros no podemos resolver el tema como ella quiere, que es como nos pidió es sacar a su hijo de la casa por la fuerza, primero no corresponde, además el chico es menor y fundamentalmente porque eso es un tema de la Justicia”, indicó.
También negó que no reciba asistencia de las autoridades y de las instituciones correspondientes. “Ella, su hijo y su concubina, han sido evaluados hace unos días por agentes de la Fiscalía de Niñez y Adolescencia que estuvieron en Riglos, incluso con un psicólogo”, expresó.
“También el Juzgado de Paz se ha ocupado, pero las cosas hay que hacerlas dentro de un marco legal que a veces no son como la gente quiere como en este caso. Pero de ahí a denunciar mentiras hay mucha diferencia”, agregó.
“Me duele que esta mujer trate de ensuciarnos de esta manera. Acá somos pocos y tenemos que esforzarnos para cumplir con nuestro servicio, y la gente del pueblo lo sabe. Creo que esta señora no está bien para decir y hacer lo que hace, pero de cualquier manera, aunque recibas el apoyo, es duro tener que explicar a la superioridad y hasta a tu familia que lo que dice no es cierto”, concluyó Picco.