Compran autobomba forestal

WINIFREDA: VEHICULO PARA BOMBEROS FUE IMPORTADO DESDE ALEMANIA

La Asociación Civil Bomberos Voluntarios de Winifreda importó desde Alemania un autobomba forestal con el equipamiento indispensable para responder mejor ante casos de emergencia en la zona rural donde abundan los caminos de tierra. La inversión demandó 20 mil euros. El nuevo vehículo fue retirado el martes del puerto de Zárate, Buenos Aires, y a la noche ingresó con sus sirenas encendidas al pueblo donde permaneció en exhibición frente a la plaza San Martín.
Hasta allí se acercaron numerosos vecinos para felicitar a los directivos de la entidad bomberil y a los servidores públicos por la nueva compra. Es que el año pasado el cuartel de bomberos incorporó a su parque automotor un camión MAN completamente carrozado, modelo 1995, con 30.000 kilómetros y capacidad de almacenamiento para 1.500 litros de agua. Ese móvil fue adquirido en Holanda, originó una erogación de 31.750 euros y se utiliza para sofocar incendios en la zona urbana.
El jefe del cuerpo activo Luis Clara, indicó que la flamante autobomba forestal está montada sobre un camión DAF, 4 x 4, modelo 1988, con 50.000 kilómetros y tiene una reserva de 4.000 litros de agua. “Es una deuda que teníamos pendiente con el campo porque esta unidad nos permitirá acudir sin demoras a la zona rural”, dijo Clara.
“La hicimos equipar con un malacate de 7.000 kilos de arrastre, elemento que también nos servirá si nos llegamos a encajar en una zona con mucha arena. Además, pedimos que le instalaran un generador de espuma para sofocar incendios en galpones donde pueden estar involucrados productos químicos o combustibles. También tiene rociadores en la parte de abajo, que van enfriando las gomas para que no se quemen y apagando un fuego chico como de rastrojo de trigo”, detalló.
Encima de la cabina tiene tres monitores con lanzas regulables para que los bomberos desde ese lugar puedan atacar más rápidamente los focos ígneos de mediana y elevada intensidad. La compra del camión, los accesorios más los gastos administrativos aduaneros totalizaron cerca de 220 mil pesos.
La entidad reunió ese dinero mediante la venta de un bono contribución, campañas de socio benefactor, organizando fiestas, ahorrando el subsidio nacional y provincial anual y recibiendo donaciones.

Tristeza.
Los bomberos pasaron de la alegría a la tristeza tras enterarse el martes, antes de la medianoche, del fallecimiento del vecino Héctor “Cholo” Minutta, quien en 1999 fue uno de los socios fundadores del cuartel, formó parte del primer cuerpo activo y entre 2008 y 2010 se desempeñó como presidente de la asociación.
Las mayores inversiones hechas durante su gestión apuntaron a la compra de equipamiento y a agrandar el cuartel, ubicado en la calle San Martín. Sus restos fueron velados ayer a la tarde.