Comuna afrontará pago por demanda

EDUARDO CASTEX: EX PLAN FUE DESPEDIDO DURANTE EL GOBIERNO DE CHIQUILITTO

El asesor legal de la Municipalidad de Eduardo Castex, Marcelo Steimbauer, confirmó que la comuna no apelará el reciente fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Civil de Santa Rosa y afrontará el pago del resarcimiento al demandante Walter Ariel Juárez.
El beneficiario inició una demanda civil contra el municipio castense porque fue despedido durante el gobierno de Juan Chiquilitto, y no le reconocieron derechos como trabajador de planta permanente. “No se llega tan fácil a presentar una apelación ante el Superior Tribunal de Justicia, porque se deben tener algunos requisitos que en esta situación no se dan, y nuestra idea es sentarnos con la parte actora para buscar una solución a este tema”, admitió ayer Steimbauer.
La Cámara Civil de Santa Rosa ratificó el fallo de primera instancia del Juzgado en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería 1 de Santa Rosa que condenó al municipio castense por el despido a un beneficiario de un plan de empleo. El fallo establece que la comuna tiene un plazo de 10 días para abonar las indemnizaciones y entregar la documentación laboral.
La demanda de Juárez fue presentada a fines de 2012 contra la Municipalidad de Eduardo Castex o quien resulte responsable, por 118.449,88 pesos. La jueza Susana Fernández falló a favor del trabajador, y ahora ratificó el fallo la Cámara de Apelaciones santarroseña. El demandante Walter Ariel Juárez fue patrocinado por el abogado Ricardo Víctor Cheli.
Juárez ingresó en la comuna castense en 2001 como beneficiario de un Plan de Empleo provincial para desempeñarse durante media jornada. Las autoridades municipales le asignaban tareas en horarios que superaban diariamente la 11 horas diarias. Y fue despedido en febrero de 2010 por Chiquilitto.
En 2009, argumentó que por el excesivo horario de trabajo asignado en el manejo de una motoniveladora, comenzó a tener serios problemas renales y tuvo que ser operado en tres oportunidades. Carecía de obra social y no tenía licencias pagas o beneficios que tienen los empleados públicos.

“No tuvimos participación”.
Steimbauer ayer recordó que este proceso se inició en 2010, y el demandante había ingresado en el municipio en 2001. Previamente elevó un reclamo por intermedio de una carta documento al intendente Chiquilitto. “El municipio respondió que no podía tener característica de empleado porque estaba alcanzando por un programa laboral y en la demanda tuvo un fallo favorable en primera instancia, y actualmente en segunda instancia condena al municipio para hacer frente a esta demanda civil”, relató.
La demanda inicial fue por $118.449,88, y ahora se deberán actualizar los montos económicos. “Tenemos que revisar los ítems que confirmó la Cámara (de Apelaciones) porque algunos tendrán intereses y otros no, pero se debe determinar la suma para comenzar las negociaciones para abonar una deuda que no corresponde a esta gestión pero el municipio es responsable”, dijo Steimbauer.
El entrevistado argumentó que la demanda se originó en la anterior gestión municipal, y su participación surgió cuando “cerró el periodo probatorio y ya estaba todo para dictar sentencia”. “Después de la primera sentencia presentamos el recurso ante la Cámara de Apelaciones que fue este segundo fallo”, agregó.