Concejales aprobaron la tarifaria

WINIFREDA: TASAS CONTRIBUTIVAS PRESENTAN "SEVERO DESFASAJE EN SU COSTO"

Los concejales de Winifreda aprobaron, por mayoría, la ordenanza tarifaria 2016, que contempla un aumento de las tasas municipales de entre el 93 y 384 por ciento. Los porcentajes parecen elevados, pero los valores que estaba cobrando la municipalidad desde el año pasado por los servicios que presta diariamente eran muy económicos.
Por la tasa de recolección de residuos estaba facturando 2,05 pesos por metro lineal de frente y por mes y ahora cobrará 4 pesos. Un frentista con 10 metros de frente en su vivienda pagaba 20,50 pesos y ahora abonará 40 pesos para que le recolecten la basura de lunes a viernes. En esta localidad las calles de tierra se riegan todos los días de la semana, incluso los domingos.
La comuna cobraba 2,05 pesos mensuales por metros lineal de frente y ahora facturará 4,50. El vecino pagará la módica suma de 45 pesos. Por la misma cantidad de metros y en concepto de barrido abonará 75 pesos cuando antes pagaba 15,50 pesos. Para mejorar este servicio, la intendenta Adriana García (PJ) prometió la compra de una barredora.
La tasa mantenimiento calles de tierra pasó de 1,09 a 3 pesos por metro lineal de frente y conservación de calles asfaltadas de 1,83 a 5 pesos. Cada contribuyente estaba pagando $12,08 por la conservación de espacios públicos y el nuevo importe fijo es $37. La nueva suma fija por conservación del cementerio municipal se actualizó de $4,88 a $17.
En síntesis, un frentista con diez metros de frente pagaría una factura mensual de $170 por las tasas contributivas, muy inferior al valor de la TV por cable, cuando hasta el mes pasado estaba pagando unos $70. El monto se incrementará si su inmueble está ubicado en una esquina o al costado de una calle asfaltada.
El Ejecutivo comunal defendió el incremento tarifario al considerar que “las tasas no se han actualizado de modo acorde con la realidad económica, suscitando un severo desfasaje en su costo, afectando la normal prestación de los servicios”.

Discrepancias.
Durante la sesión ordinaria, celebrada hace unos días, la edila Adriana Grosky (PJ) ejerció la presidencia del CD en reemplazo de Domingo González y puso a votación la tarifaria “sin modificaciones”.
El edil Mario Corredera (Pro-Frepam), en cambio, denunció que la intendencia aplicó un “tarifazo” y comparó al municipio “con esas empresas a las que tanto criticamos porque aprovechan este momento de inflación y desconcierto para hacer aumentos excesivos”.
Según manifestó, la tarifaria “tenía que venir con aumentos para que la municipalidad pueda seguir trabajando correctamente. Pero lo que nos están proponiendo no se condice con la realidad”.
Le pareció “importantísimo” recalcar que la gestión anterior durante cuatro años fue actualizando las tasas y esa medida, en algunos períodos, fue consensuada con la oposición, por eso lamentó no haber “concordado” o llegar “a una posición intermedia” con sus colegas del PJ cuando trataron el tema en el cuarto intermedio.
Según Corredera, el municipio va a generar un aumento promedio de entre el 150 y 250 por ciento, depende si el frentista reside al costado de una calle de asfalto o tierra. Vaticinó que “bajará” la recaudación municipal y por ende “aumentará” el padrón de morosos como consecuencia del “tarifazo” aplicado por la comuna.
“Me parece paradójico que los representantes del PJ que defienden a la clase trabajadora y a los humildes estén avalando un aumento, a nuestro entender desmedido porque no hay ningún índice en el país que indique que la inflación pueda aumentar un 150, 200 ó 300 por ciento”.
Grosky mencionó el “desfasaje tarifario”que sufría el municipio “agravado por un contexto inflacionario que ha cambiado radicalmente en estos cuatro meses”, por eso su bloque decidió acompañar “las decisiones de administración” tomadas por Ejecutivo municipal. Le van a proponer “una alternativa de aplicación práctica”, como podría ser aumentar “en forma escalonada”.

Aumenta guía cerealera
El valor de la guía cerealera ahora se calculará por Unidad Fija de Granos (UFG) al igual que en otras localidades. Corredera dijo que por cada traslado de granos desde el ejido municipal con destino fuera del territorio provincial el productor estaba pagando 180 pesos y ahora abonará el equivalente a 200 Unidades Fijas. “Si traslada girasol la guía costará más de 900 pesos y soja $700”, precisó. Por el traslado de cereales dentro de la provincia 100 UF. El campo resultó favorecido con las actuales políticas nacionales.