Concejo achense estudia un proyecto de moratoria

PLAN PARA MEJORAR LA RECAUDACION

La iniciativa generada en el bloque del PJ tiende a la regularización de deudas con la municipalidad achense. Prevé reducción hasta la eliminación de intereses y otro plan para indigentes.
Los concejales Andrea Elisabet Sosa y Pablo Miguel Rosa, por el bloque del Partido Justicialista, ingresaron un proyecto de ordenanza que promueve un plan de moratoria para tasas e impuestos municipales. Por Labor Parlamentaria, su análisis en general fue girado a la comisión de Hacienda y Presupuesto.
El proyecto está basado en “la necesidad de mejorar la recaudación general y darle posibilidades ciertas a los contribuyentes de ponerse al día con sus obligaciones de tasas y servicios”, según consta en el primer párrafo de la propuesta.
En los considerandos, señala que la situación socioeconómica podrá verse reflejada en la recaudación y facilitará a los contribuyentes acceder directamente para cualquier trámite personal o legal el libre deuda municipal.
También tiene en cuenta que el aumento de la recaudación repercutirá directamente en el índice coparticipable municipal. Además, le permitirá al Ejecutivo comunal tener más herramientas para dar respuestas definitivas y concretas a la problemática de los vecinos y que aparte puede contribuir con otra iniciativa en estudio, que desde el bloque Frepam sugiere beneficios y premios para el contribuyente con sus compromisos municipales al día.

Régimen especial.
El proyecto justicialista dispone que se establezca un “régimen especial y alternativo de regularización de deuda” que regirá durante seis meses a partir de la promulgación de la ordenanza respectiva. Contemplará tasas, contribuciones, derechos de construcción efectuadas sin permiso previo y licencias comerciales exigibles al momento de acogimiento.
Hace hincapié en que se exceptuará del régimen especial a las deudas por multas por infracciones de tránsito, ni las multas que contempla la ordenanza tarifaria del corriente año, sobre todo en licencias comerciales y construcciones sin permiso, con lo cual se procura “depurar los padrones municipales”.

Alternativas.
Entre las diferentes alternativas para el acogimiento y regularización de deudas, se prevé ofrecer por el pago total de la deuda hasta tres pagos mensuales, sin recargo ni interés de financiación.
La segunda es hasta seis meses, cuya operatoria otorgará el 80 por ciento de descuento de los intereses, más un recargo mensual del uno por ciento.
La tercera se hace para quienes acuerden un plan hasta 12 cuotas mensuales y consecutivas, para lo cual se aplicará una reducción del 70 por ciento de los intereses devengados, con un recargo del 1,25 por ciento mensual.
Por un plan hasta las 18 cuotas, el proyecto propone un descuento del 55 por ciento, con un recargo del 1,50 por ciento mensual por dicho financiamiento.
El proyecto incluye una cláusula para contribuyentes cuyo ingreso familiar no supere el doble del total de la remuneración de la categoría 16 del escalafón municipal. Se condonará el total de la deuda por servicios municipales, servicios sanitarios, derechos sobre propiedades y o saldos de planes de pagos por tales conceptos, a condición del pago regular de sus obligaciones fiscales por el término de 60 meses consecutivos a partir del acogimiento al nuevo régimen.
Sostiene que cuando la deuda se encuentre en curso de discusión administrativa, contencioso administrativo judicial, el acogimiento al régimen implicará el allanamiento y renuncia a toda acción y derecho, incluso el de repetición relativo a la causa.

Compartir