Condenado por violación

PENA DE DIEZ AÑOS PARA PIQUENSE

Un hombre de 38 años de edad fue condenado por la Justicia piquense a diez años de prisión por haber abusado de su hija biológica menor de edad en reiteradas ocasiones, durante un período de tres años. La sentencia la dictó ayer al mediodía el juez de audiencia Carlos Pellegrino, en los tribunales de esta ciudad, tras un debate en el que intervinieron el fiscal Luciano Rebechi y el defensor privado Norberto Paesani.
Durante el juicio oral que se desarrolló la semana anterior, el acusado negó los hechos y argumentó que su hija estaba enojada por los límites que les ponían en su casa, junto con su madre.
El hecho fue denunciado por las autoridades del colegio al que asistía la niña, quienes la entrevistaron al notar que se encontraba irritable y que tenía mala relación con sus compañeros. Al consultarle las causas de su comportamiento, manifestó que su padre la manoseaba y que la había violado. La familia de la niña durante el proceso judicial intentó desmentirla, y se negó a denunciar. Hasta que misma damnificada, durante la última entrevista que le realizaron en Cámara Gesell, se mostró “molesta y reticente” y rectificó sus dichos, al decir que su padre era inocente de los cargos que se le achacaban.
El magistrado indicó que los hechos se repitieron por espacio de tres años, “habiendo comenzado con tocamientos y concluido con la penetración” y subrayó que ante se dieron en un ámbito de convivencia complejo, en los momentos en los que la madre se ausentaba del domicilio.