Condenado a tres años en suspenso por abuso sexual

GENERAL PICO: IMPUTADO SOMETIO A SU HIJA

Fabricio Losi, juez de audiencia de la segunda circunscripción judicial de la provincia, condenó ayer a la pena de tres años de prisión en suspenso a un hombre oriundo de la provincia de Mendoza, al que encontró culpable del delito de abuso sexual simple agravado por haber sido cometido por un ascendiente, puesto que la damnificada fue su hija biológica. Además le dictó reglas de conducta por el término de tres años y lo absolvió del cargo de promoción de la corrupción de menores, por falta de acusación fiscal.
El hecho que se investigó se debatió la semana anterior en una única audiencia que se llevó a cabo en los tribunales de esta ciudad, en la que declaró la propia damnificada, y se registró entre los meses de septiembre y noviembre de 2011, en circunstancias en las que la víctima, que en ese momento tenía 15 años de edad, convivía con su padre biológico y su pareja en una localidad del norte provincial.
La causa se inició a partir de la denuncia que radicó la ex pareja del acusado, quien indicó que el hombre, cuyas iniciales son J.R.T., abusó de su hija biológica mediante tocamientos, y le ofreció dinero a cambio que le realizara distintas prácticas sexuales.
Losi condenó al imputado (41 años), albañil de profesión, al encontrarlo culpable del delito de abuso sexual simple agravado por haber sido cometido por un ascendiente. Además le impuso por el término de tres años, las siguientes reglas de conducta: fijar residencia, someterse a un tratamiento psiquiátrico o psicológico, y una prohibición de acercamiento y de contacto absoluto con la damnificada.

Alegatos.
La fiscala Ivana Hernández durante los alegatos de clausura había solicitado que se condenara al acusado a tres años y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento. Además se pronunció por la absolución respecto del cargo de Promoción de Corrupción de Menores, que se le formulara en el inicio del debate, atento a que no se ha acreditado este cargo con la totalidad de la prueba producida durante el debate. El defensor en cambio, solicitó la absolución de su defendido, y en forma subsidiaria, la aplicación de una pena en suspenso.
En el debate declaró la víctima, como así también las dos mujeres que fueron pareja del imputado, y que tienen hijos en común con él. Además testificó el psiquiatra forense, y la psicóloga que le realizó una pericia a la víctima.

Fundamentos.
Según el fallo que dictó Losi, el relato de la víctima, confirmado por el testimonio de su círculo familiar y por la pericia psicológica, permite tener por cierta la acusación de la Fiscalía. Además el magistrado señaló que el hecho concreto del tocamiento impúdico sufrido por la menor, no fue puesto en crisis por la defensa, a la vez que subrayó que el relato de la joven, que en la actualidad tiene 19 años de edad, fue convincente.
En los fundamentos del fallo, se señala que la damnificada durante el tiempo que convivió con su padre biológico, se sintió acosada sexualmente por él, y que la jovencita fue concluyente al descartar que la conducta de su padre hacia ella, le haya provocado trastornos severos en la sexualidad.
Por último, respecto a la pena a aplicar, el juez consideró irrazonable el pedido de la fiscalía, y sostuvo que el caso llegó a juicio con una figura que preveía una pena de diez años de prisión y que quedó circunscripto a un único tocamiento. Además analizó que tampoco debe utilizarse el contexto para incrementar la pena, cuando los otros hechos, que no fueron traídos a juicio, ameritan una investigación propia y una eventual sanción independiente.