Condenan a cuatro años de prisión a un conductor

MATO ALCOHOLIZADO

Por primera vez en los tribunales piquenses fue condenado a prisión el responsable de cometer un homicidio por conducir de forma imprudente su vehículo. La familia del fallecido se mostró conforme con la condena pese a que aseguraron que algunos testigos mintieron.
Juan Pablo Escobar (30) fue condenado ayer a cuatro años de prisión de efectivo cumplimiento y a ocho años de inhabilitación para conducir, luego de ser el responsable del siniestro ocurrido en la localidad de Intendente Alvear que le costó la vida a Alejandro Sebastián González y le ocasionó heridas graves a Carlos Ariel Lobos.
La decisión que dio a conocer ayer el juez de audiencia Florentino Rubio fue la primera en su tipo en la segunda circunscripción judicial, donde hasta ahora no hubo condenas de prisión efectivas por homicidios ocurridos por siniestros de tránsito. Al escuchar la pena las familias de las dos víctimas, que llenaron la sala 1 del edificio de tribunales, comenzaron a abrazarse y muchos rompieron en llanto.
El imputado y su defensor oficial, Alejandro Caram, no estuvieron presentes en la audiencia. Por las partes asistieron el fiscal Damián Campos, y como querellantes particulares, Marta Ávila patrocinada por el abogado Armando Agüero y Carlos Ariel Lobos patrocinado por el letrado Julio Ballari.
El siniestro ocurrió el 12 de abril del 2015 cerca de las 6 de la mañana en la avenida Sarmiento, antes de llegar a la avenida España, cuando Lobos conducía una motocicleta Zanella ZB y González iba como acompañante. Escobar, que circulaba a bordo de una camioneta Chevrolet Silverado, los embistió por detrás.El impacto fue fatal para González y dejó a Lobos con lesiones graves.

Fallo ejemplificador.
El fiscal Campos dijo que quedaron conforme con la resolución del juez porque fue la pena pedida y en la que coincidieron con la querella. “Se solicitó sobre la base de los agravantes que eran aplicables”, afirmó. Porque se planteó que se trató de un delito cometido por imprudencia, violando normativas de tránsito, con un conductor en elevadísimo estado de alcoholemia, que conducía con exceso de velocidad y que cometió varias conductas imprudentes.
El fiscal refirió: “Es el primer precedente con pena de efectivo cumplimiento, y mayor a tres años, que se da en la segunda circunscripción judicial. Esperemos que sea un punto de partida para concientizar a la población en la conducción de un vehículo y las consecuencias. Antes esa forma de pensar no estaba. Esperemos que la pena se mantenga ante el Tribunal de Impugnación Penal”.
Campos analizó que quizás será necesario rever, desde la Justicia, como enfocar y tratar los siniestros del tránsito.

Familiares.
Johana González, hermana del joven fallecido, diálogo brevemente con la prensa al finalizar la lectura de la sentencia. “Espero que sea ejemplificadora para muchos más. A mi hermano lo mataron y no me lo devuelve nadie pero este tipo tiene que estar preso”, afirmó.
La hermana de González dijo que venían hablando con su abogado Armando Agüero y también con el fiscal Campos y estaban al tanto de lo que podía ocurrir en cuanto a la pena. Y dijo que van a tener que esperar hasta que la condena quede firme.
La joven manifestó que durante el juicio se molestaron mucho con los dichos del imputado. “Yo creo que tuvo todos los medios para pedir perdón, y en ningún momento lo hizo. De hecho seguía manejando, según vieron algunos vecinos de Alvear, volvió a ir al mismo boliche y siguió consumiendo alcohol”, aseguró. Además, afirmó que “muchos testigos mintieron” porque no declararon ante el juez lo mismo que les habían dicho a ellos antes del juicio.

Compartir